Política

Más voces contra embrollo

* Personalidades políticas y de organizaciones sociales reflexionan ante las intenciones de los líderes del PLC y FSLN

Esteban Solís

Más voces se alzaron ayer contra la profundización del pacto que pretende reformar la Constitución, que no es más que una cortina de humo que encierra el deseo de dos personas; uno de ellos que quiere obtener su libertad total después de haber sido condenado por delitos graves contra el erario nicaragüense, y el otro, que desea continuar en la presidencia con la posibilidad de la reelección.
Elementos representativos de la sociedad civil organizados en el Grupo de Reflexión y Participación Ciudadana, Iniciativa Ciudadana por la Democracia (Incide), la coalición denominada Unidad de Fuerzas Democráticas, Unidad y el ex presidente del Partido Conservador, Noel Vidaurre, todos enfilados contra el pacto, coinciden en que el país no necesita de un cambio de sistema, e instan a los legisladores con vocación democrática a rechazar esas intenciones.
El director de EL NUEVO DIARIO, Danilo Aguirre, miembro de Incide, denunció que las reformas encierran el deseo de dos personas, obviamente se refiere al presidente Daniel Ortega y al ex mandatario Arnoldo Alemán, el primero, de perpetuarse en el poder ,y el segundo, de obtener su libertad total y convertirse en un primer ministro semidecorativo.
Reformas no se sacan de un sombrero
“Han hecho un fárrago (desorden, confusión) en ambas propuestas, complicadas y caóticas, que Nicaragua no las necesita, los pueblos no cambian de regímenes porque los sacan de un sombrero de prestidigitador los políticos, los cambios corresponden a la evolución histórica de los países”, comentó el doctor Aguirre.
Entre los miembros del Grupo de Reflexión destaca el ex canciller Emilio Álvarez Montalván, Alejandro Serrano, Vida Luz Meneses, Cairo Manuel López y Luis Felipe Caldera. El evento de discusión y análisis fue convocado por la Fundación alemana “Konrad Adenauer”.
Dijo que si han fallado las instituciones, como la Asamblea Nacional, la Corte Suprema de Justicia y el Ejecutivo, no es por el sistema, sino por la forma como son electos y la forma como ejercen el poder, que es verticalista, autocrático y discrecional.
Por su parte, el ex vicepresidente José Rizo dijo que lo lógico es que se pregunte de previo a la ciudadanía si está de acuerdo en que haya reformas para transformar el sistema político.
Se pregunta: ¿Y esto en qué beneficia a la población, a Nicaragua? ¿Qué sentido tiene convertir a Nicaragua en un centro experimental político de América Latina cuando no tenemos ni las condiciones políticas ni económicas?
Ninguneando a la Constitución
Va más allá, y a manera de pregunta señala si las pretendidas reformas no son más que un disfraz para que permanezcan en el poder dos figuras políticas que tienen un control absoluto sobre sus respectivos partidos políticos.
Otra opinión en la misma dirección fue la del ex presidente del Partido Conservador, Noel Vidaurre, quien lamenta, primero, el rumbo errado que lleva el gobierno del presidente Ortega, y segundo, que se pretenda una reforma para burlar la disposición constitucional de la no reelección.
“No es más que una manera de reelegir a los que han sido presidentes de la República, y encuentran la manera de ‘baypassear’ esa figura constitucional a través de la figura del primer ministro, y lo que es más vergonzoso, que los ex presidentes se conviertan en diputados vitalicios, y esos son Daniel Ortega y Arnoldo Alemán, porque doña Violeta está en su casa y el ingeniero Enrique Bolaños ni siquiera llega al Parlamento”, añadió.