Política

“Mis colegas me dicen alcalde”

* Le gustaría un dedazo múltiple, pero que no falte el del Secretario General * Propone consulta, pero teme al fraude entre “compañeros” * Antes de los exabruptos de Alexis, estaba empato con Cárcamo, según encuesta

El diputado del FSLN Evert Cárcamo asegura que sus colegas de bancada y hasta sus adversarios en la Asamblea Nacional ya no le dicen legislador, sino que lo identifican como el “alcalde”, en alusión a que ya lo consideran, primero el candidato idóneo del Frente Sandinista para la Alcaldía de Managua, y segundo, que lo dan como seguro ganador.
En entrevista con EL NUEVO DIARIO, Cárcamo comentó que le gustaría ser elegido por el “dedazo”, pero aclara que no se refiere a una sola persona, el comandante Daniel Ortega, sino al dedo del consenso.
Dijo que está dispuesto a competir en una elección primaria, aunque a veces, el resultado es que deja heridas profundas, incluso, reseña, ni siquiera se ha definido el mecanismo de selección de los candidatos y ya empezaron las campañas sucias.
Se refiere a las fuertes expresiones en su contra vertidas por el tricampeón mundial de boxeo Alexis Argüello, que también aspira a ser el candidato, con la diferencia de que prefiere sólo el dedo de Ortega.
Teme fraude
“Una consulta popular si es en el marco del respeto, es positiva, y que se respete a quien gane limpiamente esa elección, que nadie se meta”, dice Cárcamo, quien no esconde sus temores de que los resultados de ese mecanismo pudiesen ser alterados.
No ve mal que se consulte también a los Consejos del Poder Ciudadano, instancia que dirige la primera dama Rosario Murillo, porque en esos órganos de decisión, hay muchos sandinistas.
Otro mecanismo es que decidan los secretarios políticos de cada uno de los municipios, el alcalde y los diputados del sector, pero Managua es un caso especial y el “presidente de la República tiene que meter su cuchara en esto, basado en todo lo que le digan los secretarios políticos, lo que le diga la gente”.
Según Cárcamo, el comandante Ortega debe sumarse al consenso porque piensa que debe ser difícil para el líder sandinista diga “éste es y punto”, no creo que asuma esa actitud, porque él no es así.
Que participe Nicho
Es más, el diputado Cárcamo considera que el alcalde de Managua, Dionisio Marenco, tiene que ser tomado en cuenta a la hora de escoger al candidato que disputará la comuna capitalina.
Asegura que no teme que la oposición, unida o fraccionada, presente a uno o varios candidatos, porque de igual manera, tiene las herramientas suficientes para que el FSLN salga con la diestra en alto y si él es el candidato, la victoria está asegurada.
“De todas maneras siempre nos han echado la vaca, si van unidos o desunidos, no nos favorece o desfavorece, porque ese es un pleito entre marido y mujer, a como se pueden arreglar no lo pueden hacer, nosotros vamos a ganar con un buen candidato y con un buen programa”, razona.
Cárcamo y Alexis iban empatados
Antes de que Alexis Argüello, el otrora “flaco explosivo”, estallara en contra de Evert Cárcamo, ambos tenían un similar nivel de preferencia entre los ciudadanos capitalinos, según una encuesta del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Nicaragua, Itesnic.
Cárcamo tenía un nivel de preferencia del 29 por ciento, frente a un 27 por ciento de Alexis Argüello, según una encuesta bajo el sistema de votación en caja negra, realizada por Itesnic el 22 de septiembre, un mes antes de que estallase el conflicto entre ambos precandidatos y que le lloviesen críticas a Argüello por sus explosivas declaraciones.
La encuesta de 500 muestras tiene un margen de error del 4.4 por ciento, por lo que había un virtual empate entre los contendientes. El sondeo tiene un nivel de confianza del 95 por ciento y fue realizado en Managua.
Según el estudio, el 19 por ciento no prefería a ningún candidato y el 20 por ciento apoyó a Agustín Jarquín.