Política

“Imiten a Chávez en sus ‘consultas’”


Las reformas constitucionales que el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y el Frente Sandinista proponen “son una mixtura de muchas cosas, podría ser un semi-parlamentarismo a lo nica”, explica el jurista Manuel Aráuz, quien sugiere a los diputados imitar el ejemplo del presidente venezolano, Hugo Chávez, cuyo gobierno en diciembre consultará a la población los cambios constitucionales que impulsa.
Aráuz Ulloa, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Centroamericana (UCA), está convencido de que estos dos partidos políticos están “tanteando” a la opinión pública y que las propuestas de ambas organizaciones son parte de un documento de trabajo que está sujeto a negociaciones y que puede cambiar de un momento a otro.
El sistema que proponen es “sui géneris”, explica el jurista, quien no ve como la panacea y tampoco como el diablo las propuestas de reforma del partido de gobierno, que son las que conoce con mayor certeza. El sistema que venden está a medio camino del parlamentarismo y del presidencialismo. “No es ni una cosa ni otra”, expresa Aráuz, quien identifica muchas características del sistema francés en los planteamientos.
Entre los artículos que el Frente Sandinista propone que se reformen está el artículo 133 de la Carta Magna, donde se agregaría que los ex presidentes de la República electos por voto popular directo serán diputados vitalicios.
Eso sí, hay que consultar
A juicio de Aráuz, los diputados deben partir de una premisa básica antes de aprobar cualquier reforma: consultar a la ciudadanía porque los “nicaragüenses tenemos derecho a opinar”.
¿Qué quiere la gente? “Eso yo no lo sé --contesta el jurista--, al pueblo hay que consultarle”. Y da una solución ante tantas dudas: Si van a aprobar la reforma a finales de este año, que ésta quede sujeta a ser refrendada por el pueblo.
Da también un ejemplo, el del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien ha convocado a referéndum cada vez que impulsa un cambio drástico al sistema de gobierno. Incluso, se sometió a un referéndum revocatorio, del que salió bien librado.
Esta semana el Parlamento venezolano aprobará una reforma constitucional que permitirá la reelección presidencial indefinida, pero el cambio se someterá a referéndum en diciembre.
A negociar
Las reformas obligarían a negociar a los actores políticos representados en el Parlamento. Arnoldo Alemán, líder del PLC, es de la idea de que se reduzca la cantidad de diputados, de 70 a 92, de modo que se eliminen los diputados nacionales.
Alemán propone también que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) sean vitalicios, lo que a juicio de Aráuz no es antidemocrático. “Los magistrados en Estados Unidos, por ejemplo, son vitalicios. Eso puede ser un salto importante, yo no tengo objeción al respecto”, dice Aráuz, para quien el principal problema de una magistratura vitalicia es la forma de cómo se elegirán a los magistrados.
En todo caso, expresa el jurista, la elección de los magistrados debe ser por requisitos académicos, éticos y profesionales y no partidarios.