Política

Latigazo del TAM debilita a ALN


Ary Pantoja

Los diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Jamileth Bonilla y Carlos García, admitieron que este partido quedó debilitado debido a las resoluciones contradictorias que dictaron las salas civiles Uno y Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua, en torno a los amparos que varios ex funcionarios del Banco Central presentaron por el caso de los Cenis.
La diputada Bonilla considera que la resolución de la Sala Civil Uno del TAM admitiendo el recurso de amparo a favor del presidente de ALN, Eduardo Montealegre, pero sin suspender los efectos de la resolución de la Contraloría, es una prueba de que Arnoldo Alemán cumplirá su promesa de “acabar con Montealegre”.
De alguna manera, Bonilla cree que Montealegre recibe lo que merece al negarse a sostener un encuentro con el presidente honorario del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), para lograr la unificación de los liberales. Bonilla considera que los ataques y las venganzas de Alemán hacia Montealegre, y viceversa, continuarán.
No obstante, Bonilla considera que los pleitos entre ambos líderes no perjudicarán el proceso de unidad del liberalismo, bajo el argumento de que esta unidad se está dando desde las bases y no desde las cúpulas o a nivel de los dirigentes.
El mayor perdedor
El diputado Carlos García habló en términos similares, sin embargo, considera que “el mayor perdedor” con la resolución de la Sala Civil Uno es Montealegre y el partido ALN.
García considera que “ALN se ha debilitado”, aunque negó que ello signifique la posibilidad de deserciones de la bancada y del partido.
De momento, ni Bonilla ni García están considerando la posibilidad de irse del partido, pero manifestaron que acciones como las del Tribunal de Apelaciones no contribuyen al fortalecimiento de la democracia ni de los partidos de oposición.