Política

Reforma a costa de presupuestados

* Proponen redistribuir 40 millones de córdobas de la partida a universidades y a las alcaldías para la reconstrucción * Secretario General de Hacienda dice que fondos de Venezuela aún no han llegado al país, por eso no se pueden incluir en el presupuesto 2008

Ary Pantoja

Es un hecho que el gobierno presentará, en lo que resta de la semana, una propuesta de reforma al presupuesto de 2007, y desde ya algunos diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) proponen redistribuir algunas partidas para hacer frente al desastre causado por las lluvias.
El seis por ciento para las universidades, las transferencias municipales y el presupuesto a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) son algunas de las fuentes de financiamiento que podrían utilizar los diputados para la reconstrucción de la infraestructura dañada por las lluvias, principalmente, las carreteras y caminos productivos que, según cálculos extraoficiales, rondan los 3,000 kilómetros.
El diputado de ALN y presidente de la Comisión de Infraestructura del Parlamento, Eliseo Núñez Hernández, propuso tomar 30 millones de córdobas de cada una de las partidas antes mencionadas para la reconstrucción, es decir, unos 90 millones en total.
No hay dinero venezolano
Mientras tanto, al presentar el presupuesto de 2008 ante el plenario del Legislativo, el secretario general y ministro de Hacienda por la Ley, Iván Acosta Montalván, dijo que el dinero producto de las utilidades de la venta del petróleo venezolano no se incluyó en el proyecto de ley, simple y sencillamente porque el petróleo no ha venido al país.
Es decir que de poco sirvieron los gritos del diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Enrique Quiñónez, quien reclamó al funcionario de Hacienda la “omisión en el proyecto de presupuesto 2008” de 70 millones de dólares en utilidades por la venta del crudo venezolano.
Llueven las críticas
El diputado Eliseo Núñez calificó de “deficiente” el proyecto de presupuesto, pues únicamente se asignaron 140 millones de córdobas para la rehabilitación de los caminos destinados a sacar la producción, cuando en realidad se necesitan 540 millones.
Núñez señaló que el gobierno debió crear un fondo adicional de emergencia de 50 millones de córdobas, de manera que si el próximo año ocurren desastres naturales como los recientes, no se tenga que recurrir a reformas presupuestarias de emergencia para cubrir esos imprevistos de la naturaleza.
El presidente de la Comisión Económica, Francisco Aguirre, se mostró a favor de una flexibilización en las partidas presupuestarias, de manera que se puedan redistribuir fondos de una institución en caso de emergencias como las del huracán “Félix” y las lluvias de las últimas semanas.
Aguirre apoyó una posible reforma que incluya la reasignación de fondos del seis por ciento de las universidades públicas, tanto en el presupuesto de 2007, como en el de 2008.
Por su parte, el secretario general de Hacienda, Iván Acosta, no comparte la idea de una reasignación de fondos del presupuesto a las universidades en el proyecto de 2008, bajo el argumento de que el gobierno no puede ir en contra de la ley y la Constitución, la cual establece la entrega del seis por ciento del presupuesto a las universidades públicas que, para el próximo año, será de mil 700 millones de córdobas.