Política

Ajustar presupuesto para la emergencia

* Sandinistas piden echar mano de sobrerrecaudación tributaria * Apelan a instituciones presupuestadas a que renuncien a porcentaje por aumento

Ary Pantoja

Diputados del FSLN y liberales analizan la posibilidad de incrementar el techo presupuestario del año 2007 a través de una segunda reforma, con el fin de destinar recursos a enfrentar los daños ocasionados por la recién pasada temporada lluviosa que perjudicó principalmente la infraestructura vial.
El diputado FSLN y vicepresidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, señaló que los recursos para enfrentar la emergencia podrían tener como fuente la sobrerrecaudación tributaria del presente año, y con ello aumentar el techo presupuestario, sin perjudicar el programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Gutiérrez no especificó en cuánto se aumentaría el presupuesto 2007 y dijo que “estamos haciendo números” en la bancada sandinista para hacer una propuesta responsable y razonable.
¿Ahorro?
Otra de las posibles fuentes para obtener recursos es el ahorro en el gasto corriente que el gobierno ha hecho en el presente año. Gutiérrez se opuso totalmente a una redistribución del presupuesto subejecutado, argumentando que la mayor parte de ese dinero se trata de recursos “amarrados” con la cooperación internacional, principalmente para gastos de capital.
Liberales apoyan incremento
Mientras tanto, los diputados liberales apoyarían un incremento del techo presupuestario, siempre y cuando las diferentes instituciones que constitucionalmente reciben un porcentaje, renuncien a la correspondiente partida, a fin de utilizar esos recursos para la reconstrucción.
El diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, respaldó la aprobación de una reforma que incluya el incremento del techo presupuestario, sin embargo, pidió a algunas instituciones como la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y las universidades del país, que “sean comprensivas” en torno a la emergencia.
Aunque Navarro no lo dijo literalmente, sugirió que esas instituciones, sobre todo las universidades y CSJ, deberían renunciar a lo que les corresponde de incremento, a fin de utilizar el dinero para enfrentar la emergencia.