Política

Negocian cambio de sistema presidencial a parlamentario

El proyecto contempla la posibilidad de establecer diputaciones perpetuas para los ex presidentes

El gobernante Frente Sandinista (FSLN) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) iniciaron negociaciones para cambiar el sistema presidencialista por uno parlamentario a través de una reforma constitucional.
La idea es hacer "un sistema parlamentario a lo nica (..) por lo agotado que está el sistema presidencialista", afirmó el líder del PLC, el ex presidente Arnoldo Alemán (1997-02) en rueda de prensa.
El proyecto, que es discutido por comisiones designadas por ambos partidos, también contemplan la posibilidad de establecer diputaciones vitalicias para los ex presidentes, adelantó por su lado el vicepresidente del Poder Judicial, Rafael Solís, un cercano colaborador del presidente Daniel Ortega.
El borrador del proyecto de reforma contempla reducir el poder de decisión del Poder Ejecutivo y Electoral y aumentar las atribuciones del Congreso y el Poder Judicial, último que integrado por una mayoría de jueces sandinistas.
Según Alemán, el borrador contempla que el Ejecutivo sea dirigido por un primer ministro y un presidente que tendrán facultades específicas, reducir el Poder Electoral a un instituto y bajar de 90 a 70 el número de escaños del Congreso, sin derecho a la reelección.
Fin a los tránsfugas
Plantea, además, que el dueño del escaño sea el partido y no el diputado electo con el voto popular, para poner fin a los "tránsfugas" (disidentes) que abandonan la bancada de su partido para apoyar otro grupo.
Alemán, quien descuenta en libertad condicional una condena de 20 años por lavado de dinero y delitos conexos de corrupción, no descartó postularse como diputado para el poderoso parlamento, en las elecciones del 2011.
Las reformas son promovidas por sandinistas y liberales que controlan desde hace diez años la mayoría de asientos del Congreso, en el marco del pacto existente entre el presidente Ortega -en el poder desde enero pasado- y Alemán.