Política

Doble rasero de los TAM con los amparos

* Uno suspende al acto contra Conrado y el otro no lo hace con Montealegre

Ary Pantoja

Las salas Civiles Uno y Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, emitieron resoluciones distintas en torno al amparo de varios ex funcionarios por el caso de los Cenis. Los magistrados de la Sala Civil Uno aceptaron el recurso de amparo que Eduardo Montealegre presentó en contra de la resolución de la Contraloría General de la República, pero no ordenaron la suspensión de los efectos.
En tanto, los magistrados de la Sala Civil Dos del TAM, también admitieron el amparo que presentó el ex miembro de la Junta Directiva del Banco Central de Nicaragua, Silvio Conrado, y ordenaron la suspensión de los efectos de la resolución del Ente Fiscalizador, que estableció responsabilidades administrativas, civiles y penales en contra de los ex funcionarios involucrados en la emisión de los Certificados Negociables de Inversión, Cenis.
Montealegre protestó por la ambivalencia del TAM en cuanto a un mismo caso, calificó las resoluciones de políticas, y culpó al presidente Daniel Ortega y al ex presidente Arnoldo Alemán de incidir sobre ambas decisiones judiciales.
Más suspicacias
Según Montealegre, los fallos desiguales tienen el fin de perjudicarlo, y, de antemano, culpar a unos y absolver a otros en el caso de los Cenis, que, según la resolución de la Contraloría, su emisión irregular perjudicó al Estado nicaragüense hasta por 500 millones de dólares.
Montealegre denunció que cuando presentó el recurso de amparo, en la Oficina de Recepción y Distribución de Causas le informaron que su caso lo resolvería la Sala Civil Dos. Sin embargo, “por alguna circunstancia que desconozco, la cédula de notificación que nos llegó sobre la admisión del recurso viene de la Sala Civil Uno”, señaló.
La desconfianza del presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) radica en que la Sala Civil Uno está dominada por dos magistrados incondicionales de Alemán, entre ellos, José Denis Maltés, quien fue investigado por su presunta participación en desvío de fondos públicos hacia la empresa de la familia Alemán, Gestiones y Negocios Inmobiliarios S.A. Geninsa, y hacia Panamá.
“En la Sala Civil Dos quedaron Silvio Conrado, Benjamín Lanzas y Ricardo Parrales. Yo caí en la (Sala Civil) Uno. Es decir, admiten el recurso de amparo, pero no suspenden el acto (efectos) en mi caso por una misma causa, una misma resolución (de la Contraloría) y un mismo Consejo Directivo (del Banco Central)”, expresó Montealegre.