Política

Sacan cuentas al sol a Leónidas Centeno


Jinotega
El nivel de enfrentamiento entre el secretario político del FSLN en Jinotega y el diputado suplente Leónidas Centeno y el resto de autoridades de ese partido en este departamento tomó calor ayer, luego de que el diputado José Ramón Villagra acusó a su suplente por actos de corrupción y dilapidación del patrimonio de su partido a favor de familiares y allegados.
Pero las contradicciones entre Centeno y resto de militantes llegaron hasta las acusaciones políticas y personales. Ambos sectores se acusan de dividir al FSLN.
El diputado José Ramón Villagra y el oficial en retiro Alejandro Espinal acusaron a Centeno de dilapidar dinero hasta por dos millones de córdobas, que recibieron durante sus dos periodos legislativos, para invertirlo en obras sociales en su departamento, pero que fueron a parar a otros fines.

“Él ha caído bolo en las calles”
Centeno Rivera, actual suplente de Villagra y coordinador del Poder Ciudadano en Jinotega, fue acusado ayer de haber cometido supuestos actos de corrupción, abuso del poder, nepotismo y uso indebido del patrimonio del partido para lucro personal.
Centeno declaró ayer mismo que tanto Villagra como el resto de las personas que andan detrás de su destitución no tienen la autoridad moral para andarle pidiendo cuentas, porque “ni juntos son más honrados que yo”.
Centeno acusó tanto al diputado Villagra como a Espinal de ser los causantes de divisionismo y de convertirse en los principales aliados de los adversarios políticos. “Ellos están sirviendo en bandeja de plata las posibilidades que nosotros tenemos en el departamento de Jinotega para alzarnos con el triunfo en las elecciones municipales”, dijo.
Acusó a Villagra de empañar la imagen de su partido, “porque lo han visto caer bolo en las calles”.
Sobre las acusaciones de malversación de fondos, Centeno dijo no estar dispuesto a caer en su juego, ya que existen las instancias correspondientes para aclarar en qué ha invertido el dinero.
Pero Villagra afirmó ayer que han puesto al tanto a su bancada de las supuestas anomalías de Centeno, porque “no ha rendido cuentas claras de los recursos provenientes del fondo social que recibió para supuestas obras sociales”.

Las cuentas de La Loba
El diputado recordó que Centeno recibió, vía presupuesto, 600 mil córdobas para ser invertidos en la remodelación del inmueble conocido como La Loba, donde a su juicio calcula se han invertido escasamente 50 mil córdobas.
Agregó que en el año 2005 recibió 300 mil córdobas que debieron ser ejecutados el año pasado, y que ahora ha salido diciendo que un fondo que le sobró lo va a ocupar para la compra de cien pupitres.
Villagra acusó a Centeno de haber ejecutado fondos a nombre de una asociación llamada “Rutilio El Grande”, del municipio de Yalí, y en todo caso esta fundación debió invertir ese dinero.
Con documento en mano, el diputado sandinista dijo que en el año 2005, de los 444 mil 500 córdobas entregados por la Asamblea Nacional a Leónidas Centeno, 259 mil 710 fueron distribuidos entre sus familiares y su esposa, hijos, hermanos, cuñados y sobrinos.
Pero además, a Centeno se le acusa de estar recibiendo 500 dólares por el alquiler de una parte de la casa que le pertenece al Zonal del Frente Sandinista, y por haber regalado la infraestructura de la casa del partido en el municipio de Wiwilí.

“Espinal fue represor”
Centeno considera que no le están haciendo daño a él, sino al partido, “por el contrario, dijo sentirse más fortalecido, debido a la campaña que han emprendido en su contra”.
Sobre las acusaciones de Espinal, Centeno dijo “ha utilizado a la Coordinadora de Militares en Retiro (Cenor) para dividir al partido y decir que Centeno está en contra de los ex combatientes”.
Lo acusó de “ser un represor contra los soldados y sus subordinados” cuando fue militar, e incluso dijo que estuvo involucrado en una conspiración contra el general Humberto Ortega.