Política

William Báez en la lista del PLC

* Político conservador se erige como factor de unidad

Esteban Solís

El político conservador William Báez Sacasa confirmó que un grupo de empresarios le propuso a la dirigencia del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, que consideraran su nombre como potencial candidato a la Alcaldía de Managua, siempre y cuando la oposición vaya unida a esos comicios en noviembre del próximo año.
Francisco Aguirre, miembro del directorio político del PLC, confirmó a EL NUEVO DIARIO que Báez figura en una lista reducida de posibles aspirantes, entre los que hay al menos tres liberales.
Sin embargo, tanto Báez como Aguirre coinciden en que el candidato idóneo para ganar la capital es Eduardo Montealegre, líder de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, pero su ambivalencia ha propiciado que en el PLC sopesen otros nombres.

Ya fue candidato emergente
Aguirre admitió que Báez y su grupo disidente del conservatismo oficial conocido como los “Lilas” han tenido mucho acercamiento con el PLC. Uno de los puntos a favor del dirigente conservador es que ya fue candidato a la Alcaldía en el 2000 en sustitución de Pedro Solórzano, inhibido por el Consejo Supremo Electoral.
El propio Báez recuerda que en aquella fecha asumió como candidato emergente y con apenas tres meses de campaña, obtuvo el 27 por ciento de los votos, ubicándose en el tercer lugar, con una pequeña diferencia debajo del candidato del PLC, Wilfredo Navarro, que quedó en segunda posición. Esos comicios los ganó el FSLN con Herty Lewites.

Podría ser factor de unidad
Ve con preocupación que la unidad de la oposición es cada día más difícil porque, además de pelearse todos los días entre sí, está huérfana de liderazgo. “La oposición necesita un candidato de consenso, aunque no salga a nivel de cúpula, porque las bases reclaman la unidad”.
¿Puede presentarse el caso de que primero salga el candidato y después se dé la unidad?
“Probablemente, yo creo que la sicología de este pueblo así es, que primero salen los nombres y después están los partidos, las encuestas lo reflejan, los partidos quedan abajo, y los nombres dan la pauta”.
¿Usted sería un factor de unidad si acepta la propuesta?
“Si no hay unidad, no creo que sea conveniente dividir otra vez el voto, yo veo que independientemente de lo que se diga, el Partido Conservador ha tenido en los últimos años un repunte extraordinario, pero reitero que primero es la unidad”.
Báez asegura que no le tiene miedo a la responsabilidad de asumir el reto, incluso, a una elección primaria con cualquiera de los precandidatos, salvo que Montealegre se decida, pero advierte que el tiempo corre.