Política

Camino libre y Cárcamo lleno de ilusiones


Esteban Solís

La bancada del FSLN, tras una encerrona, decidió ayer despejar el camino a Evert Cárcamo para optar a la candidatura a la Alcaldía de Managua. Cárcamo aseguró a EL NUEVO DIARIO que ha llegado su momento y solamente espera que el partido defina los mecanismos de selección.
Pide que el partido reconozca su trabajo, su trayectoria política, y no duda que el FSLN escogerá no al más conocido, sino al que pueda garantizar más votos.
Las cartas credenciales del conductor del programa de humor la “Cámara Matizona” parecen respaldar sus aspiraciones por su trayectoria dentro del FSLN. “Yo hice fila, yo estuve a las puertas de la comuna, apoyé a Nicho Marenco y ahora que otros hagan fila”, señala en clara alusión a Alexis Argüello, quien de golpe se ha postulado como candidato oficial del Frente.

“Yo también aguanté golpes”
Cárcamo, que dice haber aguantado golpes dentro del FSLN y no se ha ido ni piensa marcharse del partido, intenta hacer un paralelismo con la profesión de Argüello dentro del ring, donde también aguantó golpes.
Menciona que el FSLN no tiene a estas alturas un candidato oficial. Incluso, señala que entre los mecanismos de escogencia se habla de que los secretarios políticos de cada municipio y departamentos, así como los diputados de las respectivas zonas, son los que van a seleccionar a los candidatos.
Sin embargo, llama la atención que el presidente Daniel Ortega, que a su vez es el Secretario General del FSLN, no decidirá por sí y ante sí quién será el candidato, pues tiene que escuchar a las bases del partido.
Cárcamo ilustra con el ejemplo: “El Frente puede poner a cualquiera pero no cualquiera puede ganar, el pegón no es quién es sino quién puede ganar, recordá que en las últimas encuestas yo le gané a dos ex candidatos a la presidencia de la República, yo tengo una proyección popular porque una cosa es ser conocido y otra es que uno sea seguido y la gente me ve a mi con méritos políticos”.

El mundo no vota
En otra alusión al tricampeón Argüello dice: “Una cosa es ser conocido internacionalmente y otra cosa es ser seguido y recordá que es la gente de Managua la que vota, y te pueden conocer en todo el mundo, pero todo el mundo no vota”.
Las votaciones y las encuestas, dice Cárcamo, reflejan que el pueblo lo quiere como alcalde y parafrasea el slogan del presidente Ortega de que “si el pueblo es presidente, el pueblo es alcalde”.
“Yo no estoy peleando con el FSLN ni me estoy volteando, ni pienso irme, sólo quiero que el partido reconozca mi trabajo que ya lo reconoció el pueblo”, dice con aplomo el diputado del Frente.