Política

Argüello sufre temprano revés


El halo de gloria que acompañó al vicealcalde de Managua, Alexis Argüello, se apagó. Ayer, el nieto del General Sandino, Walter Castillo, desistió de acompañarlo en su nueva travesía política, cuya meta es la candidatura a la Alcaldía de Managua, por el Frente Sandinista.
Walter Castillo Sandino es hijo de Blanca Segovia Sandino, la única hija del “General de Hombres Libres”, como se conoce a Augusto C. Sandino, uno de los grandes héroes nicaraguenses. Castillo Sandino iba a acompañar a Argüello en la precandidatura a la Alcaldía de Managua.
La razón por la que decidió dejar a Argüello a medio camino es sencilla, explica Castillo Sandino, quien apenas empieza su vida política: “La dirigencia del Frente me recomendó que no lo hiciera”. Dice que pensó detenidamente en las consecuencias que le acarrearía tal acción.
Así fue
Hace menos de una semana el vicealcalde de Managua y tricampeón mundial de boxeo anunció formalmente su precandidatura a la alcaldía de la capital. Lo acompañaron los dirigentes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), quienes ven en él “a un buen alcalde”, y la Asociación Luisa Amanda Espinoza (Amnlae).
“Yo soy el candidato”, dijo Argüello, cuando fue consultado sobre su decisión, y agregó que pronto renunciará a su cargo en la comuna capitalina. Enseguida anunció a su compañero de fórmula, el nieto del General Sandino, quien milita en el Frente Sandinista desde la década de los ochenta.
La compañía de Castillo Sandino hizo pensar a muchos, entre ellos al alcalde de Managua, Dionisio Marenco, que Argüello era realmente el candidato elegido por los sandinistas. Ahora que no será así, otras aguas pasarán bajo ese puente.