Política

Exigen destitución de César Quinto

* Inconformes exigen auditoría en patrimonio del FSLN controlado por poderoso secretario político que también es representante parlamentario regional y coordinador del Consejo del Poder Ciudadano en la RAAS

Heberto Jarquín

Bluefields / RAAS
Unos cuatrocientos militantes, representantes parlamentarios, simpatizantes y dirigentes gremiales sandinistas de Bluefields, Región Autónoma Atlántico Sur, se dieron cita el domingo para demandar la destitución del Comité Regional del FSLN encabezado por el secretario político César Quinto Gómez.
El fuego de la rebelión lo encendió la concejala Rosicela García al decir: “César Quinto no es el dueño del Frente Sandinista, y no debemos tener miedo a expresar nuestro rechazo a la forma en que ha dirigido el partido”.
Mientras que Dumar Quiroz, otro concejal rojinegro, señaló en tono irónico: “Nuestros dirigentes regionales han perdido la humildad por la influencia que ejerció en ellos la globalización, ahora es tiempo de cambiarlos”.
Escrutinio
Rosicela García anunció que pedirá una auditoría de los fondos que ha recibido César Quinto en su condición de jefe de bancada del FSLN en el Consejo Regional. “Porque el resto de representantes no sabemos qué rumbo tomó ese dinero”, se quejó.
Mientras que el secretario de la UNAG en la RAAS, José López Sequeira, hizo un llamado a Lenín Cerna, Lumberto Campbell y otros dirigentes nacionales del FSLN para que vayan a Bluefields a escuchar a los críticos que exigen la remoción de Quinto y compañía.
César Quinto y su equipo ha guardado silencio ante el ímpetu de la rebelión de sus bases partidistas, pero uno de sus incondicionales, Éner Suárez, actual secretario político de Bluefields, calificó como oportunistas a sus detractores y los conminó a regresar al redil porque no cree que algún dirigente nacional los escuchará.
Alianza en peligro
Adolfo Carlson, un dirigente de Yatama en la RAAS, advirtió que si el FSLN no cambia sus dirigentes en esa región puede perder a sus aliados y, por consiguiente, sufriría una apabullante derrota en las próximas elecciones municipales.
La dirigente de la comunidad garífuna de Orinoco, Kensi Sambola, coincidió al demandar un diálogo con dirigentes nacionales del FSLN para salvar la tradicional alianza de esta etnia con el partido de gobierno.