Política

Morales advierte sobre “saltos precipitados”

* Vicepresidente cree en un presidencialismo limitado * Propone un tribunal constitucional independiente * Demanda participación ciudadana en reformas

Esteban Solís

El vicepresidente Jaime Morales considera que un parto precipitado del cambio de sistema político “podría constituir un foco de permanente inestabilidad y un motor para continuas componendas que perturbarían la conducción de una administración pública consistente y coherente”.
Dijo que en lo personal está abierto a un proceso de reformas constitucionales que no necesariamente deriven en un cambio del régimen político, antes bien, cree en un presidencialismo limitado, con un balance entre los poderes y la existencia de tribunales independientes en los ámbitos constitucional y electoral.
“En lo personal, al margen de cualquier esquema partidario, estoy de acuerdo con las reformas para que haya un peso y contrapeso entre los poderes, pero no dar saltos precipitados, esto amerita mucho estudio y participación ciudadana, mucha consulta”, precisó Morales.

“Hay mucha especulación”
Considera que hay tiempo para madurar un cambio de régimen, muchas consultas con personas capacitadas y académicas que también pueden externar sus opiniones para ilustrar a los ciudadanos. “Creo que hay mucha especulación al respecto, pero pueden ser los pasos iniciales para llegar a algo”.
Si la voluntad soberana, libre y consciente lo permite en el marco de una amplia consulta, puede darse un cambio de sistema político, “pero no podemos andar ensayando modelos que en otros países funcionan porque son otras realidades, otras culturas”, señala.
En declaraciones a EL NUEVO DIARIO advirtió que para llegar a materializar un sistema político distinto al presidencialismo no deben buscarse “ni atajos ni subterfugios”, no obstante, deja claro que no está opuesto a los vientos de cambios hacia la modernidad, pero también alerta que esos vientos pueden convertirse en huracanes.
“No podemos perder de vista que siempre hay oposición y resistencia a todo lo nuevo, pero también hay un natural desconcierto a lo desconocido”, tenemos tiempo y estoy claro que la Constitución requiere ajustes, de un proceso de “auto reingeniería”, pero si fuera el caso de una “cirugía mayor”, entonces estamos hablando de una Constituyente.

Valle: “Reelección disfrazada”
Por su parte, el diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Augusto Valle, dice que las pretendidas reformas constitucionales no son otra cosa que una reelección disfrazada.
La ALN está anuente a que haya cambios en la Constitución Política para hacer reformas al sistema de justicia, al Consejo Supremo Electoral, por ejemplo, afirmó.
Pero si las reformas apuntan a cambiar bruscamente de sistema político, hay varios elementos que pueden impedir esta acción, y uno de ellos, quizás el más importante, es la presión de las bases y de los alcaldes liberales hacia sus diputados.
Un elemento a favor para impedir ese cambio es que “el liderazgo del doctor Alemán está desgastado y deslegitimado, las bases exigen un golpe de timón en el partido, por eso creo que si se precipitan estas reformas en la dirección que el FSLN pretende, se va a desmembrar la bancada del PLC”.

FSLN erosionará bancadas
No obstante, advierte que el Frente Sandinista jugará la estrategia de crear crisis entre las bancadas para erosionarlas y quitarles diputados y sumarlos a su bloque parlamentario.
Un allegado al ex presidente Alemán adelantó a END que se aproximan tiempos de discusiones fuertes, profundas y muy serias. “Vienen otros capítulos donde se va a requerir de mucho talento político”.