Política

“Alemán ordenó suprimir mi curul”


Esteban Solís

El ex candidato presidencial del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, José Rizo, afirmó que su correligionario Arnoldo Alemán, con quien lo liga una amistad de casi dos décadas, fue el que ordenó a los magistrados liberales en el tribunal electoral que no le asignaran el escaño suplente en la Asamblea Nacional.
Rizo renunció a la Vicepresidencia un año antes de las elecciones de 2006 para ser candidato presidencial. El artículo 133 constitucional establece que “también forman parte de la Asamblea Nacional como diputados, propietario y suplente, respectivamente, el ex presidente y el ex vicepresidente electos por el voto popular directo en el período inmediato anterior.
“También son diputados propietario y suplente los candidatos a presidente y vicepresidente de la República que participaron en la elección correspondiente y hubiesen obtenido el segundo lugar”.
El político liberal invocó la primera parte del precepto constitucional, sin embargo, el Consejo Supremo Electoral, CSE, alegó que por el solo hecho de haber renunciado a la Vicepresidencia de la República, estaba renunciando a lo que dice ese artículo, y había perdido su derecho a ocupar el escaño cuyo propietario es el ex presidente Enrique Bolaños.

La historia
Rizo empezó una batalla legal por recuperar ese asiento en la Asamblea Nacional y llevó el caso hasta la Corte Suprema de Justicia, a la Sala Constitucional. Han pasado varios meses y no hay ningún pronunciamiento al respecto. “¿Qué pasa que no se pronuncia la Corte? Solamente que me agarre a los trompones con los magistrados para que se pronuncien”, respondió en tono irónico.
Rizo, presidente honorario del PLC, mismo rango que tiene el ex presidente Alemán dentro del partido, no esconde su malestar por el comportamiento de sus correligionarios. “Es el colmo que en mi mismo partido no quieren que yo sea diputado, me parece insólito”, señala un tanto resignado.
Como es obvio, razona, el FSLN tampoco va a sudar calentura ajena peleando por mi diputación cuando saben que es un voto más en su contra. Deja constancia de que las bases liberales están molestas con la cúpula del PLC por esa actitud, y que “no entiende de arreglines y jugarretas”.

Nada que ver
¿Usted le ha reclamado al doctor Alemán por esta situación? “Sí, claro que lo he hecho, y la respuesta que he obtenido es que no tuvo nada que ver en ese asunto, que fue un libretazo de los magistrados”.
¿Está satisfecho con esa respuesta? “¡Por Dios! Yo he estado en el partido, los magistrados serían incapaces de tomar una iniciativa de esa naturaleza sin la orden del doctor Alemán”.