Política

“Cortina de humo para profundizar pacto”

* Presidente de la alianza MRS califica los globos lanzados por FSLN y PLC como “distracción ante gran corrupción” * Cuestiona al gobierno y pregunta: “¿Dónde están las 250 mil cocinas de gas que iban a repartir, las bujías ahorrativas, el combustible...?”

Esteban Solís

El Movimiento Renovador Sandinista, MRS, a través de su coordinador Edmundo Jarquín, denunció que el pretendido parlamentarismo impulsado por las cúpulas del FSLN y el PLC “es una cortina de humo para encubrir el reforzamiento del pacto corrupto, autoritario y prebendario” entre el presidente Daniel Ortega y el ex mandatario Arnoldo Alemán.
Recuerda que a lo largo del último siglo, numerosas reformas parciales y totales a la Constitución no han resuelto los problemas del país, entre ellos la pobreza, la desigualdad y la injusticia socioeconómica.
Jarquín hizo notar que el propósito de enmendar la Constitución persigue desviar la atención de “los gigantescos escándalos de corrupción, como el caso de Kamusi, o los de extorsión y chantaje judicial contra personas y empresas”.

El pueblo no come reformas
“Con las pretendidas reformas no habrá más empleo, menos apagones... no habrá más crédito para los empresarios del campo y la ciudad, tampoco frijoles más baratos, ni combustible, ni aceite ni arroz más baratos”, dice el ex candidato presidencial.
El dirigente del MRS matizó su exposición señalando que así como el pueblo no come ni tiene trabajo con rótulos y discursos, tampoco lo conseguirá con esas reformas constitucionales.
“Los nicaragüenses están donde están; las 250 mil cocinas de gas que iban a ser regaladas, ¿dónde están?; las 2 millones de bujías ahorradoras o dónde está el combustible más barato”, dijo Jarquín.
“El problema no es de reformas constitucionales o de un determinado sistema de gobierno, pues con régimen presidencial o parlamentario o régimen semiparlamentario, los problemas que preocupan a los nicaragüenses serán los mismos o peores, mientras persistan la corrupción, la ineficiencia, el caudillismo, el amiguismo y el clientelismo político”, enfatizó.
Según Jarquín, en Nicaragua hay un proceso de instalación de una dictadura institucional porque se están utilizando instancias del Estado, como el Consejo Supremo Electoral, el sistema judicial, las direcciones de Aduana y de Ingreso y la Contraloría para reprimir y chantajear; y puso como ejemplos el encarcelamiento del empresario Manuel Ignacio Lacayo, el despojo de la diputación de Alejandro Bolaños, el caso de la Esso, o la Ley Arce, que es inconstitucional.

Sobre la coalición
También se pronunció sobre la naciente coalición política opositora, tras dejar claro que si bien el MRS no fue invitado a incorporarse, fue informado por los dirigentes de ese bloque sobre los objetivos que persigue, no obstante, saludó ese esfuerzo tras indicar que están abiertos a buscar coincidencias con esa alianza que a su criterio es un paso útil que va en la dirección correcta.
Considera que esa coalición es una especie de reagrupamiento, sin embargo, advirtió sobre el riesgo de que en este país se repita la polarización sandinismo versus antisandinismo. “En el seno de esta polarización es que se han dado las dos grandes tragedias en los últimos 30 años, la guerra civil de los años 80 y el pacto entre Ortega y Alemán”.