Política

Instalan coalición opositora sin el partido de Alemán

* Montealegre, Rizo, Alvarado y Quiñónez dominan liderazgo * Por primera vez en muchos años, partidos hacen algo sin Alemán

Esteban Solís

La ausencia del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, en el lanzamiento de la coalición opositora Unidad de las Fuerzas Democráticas, UFD, obedece a una poderosa razón, las presiones, los chantajes y los temores a los que está sometido su líder, Arnoldo Alemán, por parte del Frente Sandinista, afirma Enrique Quiñónez.
A la par del acontecimiento, los dirigentes de las más variadas corrientes políticas que suscribieron un manifiesto a la nación denominado “Unidad por Nicaragua”, coincidieron en que ese esfuerzo no alcanzará su máximo nivel si el PLC no se incorpora.
No obstante, dejaron claro que el doctor Alemán no es el PLC, porque ese partido político trasciende la figura de su persona a pesar de que reconocen que el ex mandatario sigue siendo el líder de ese colectivo.

Liberales dominan liderazgo
José Rizo, Enrique Quiñónez, José Antonio Alvarado, Eduardo Montealegre, Jamileth Bonilla, Miguel López, todos forjados en las estructuras del PLC --algunos siguen allí “a medias” y otros ya se fueron--, dominaron el ambiente del evento y quieren creer que el PLC, más temprano que tarde, será parte de esa alianza.
No hubo discursos, en un esfuerzo del comité de dirección de la alianza de evitar protagonismos de última hora. Sin embargo, parece que la presencia de un descendiente de los Somoza, en este caso Álvaro Somoza, provocó que el precandidato a alcalde del Partido Conservador, PC, Luciano García, reaccionara indignado tras advertir que se debe tener cuidado con los vestigios del somocismo.
“No queremos figuras del pasado somocista que tanto daño le hicieron a Nicaragua, ni del sandinismo ni del arnoldismo”, dijo en tono irritado el político conservador.

Optimistas ven fraccionamiento
Otros, más optimistas, ya ven un fraccionamiento del PLC, que podría empezar en la bancada parlamentaria. El diputado de la ALN Augusto Valle señala incluso que Quiñónez, Rizo y Alvarado pueden tomar el liderazgo del PLC.
“Yo sé que Quiñónez y Rizo tienen bases dentro del liberalismo, y no dudo que más temprano que tarde van a seguir sus pasos, y después de eso viene un grupo de diputados con ellos porque Alemán podría quedarse con ocho o diez legisladores que le son fieles”, precisó Valle.
En cuanto a la dirección política de Unidad, se vislumbra que estará bajo la responsabilidad de Montealegre, Rizo, Alvarado, Jamileth Bonilla, Antonio Jarquín, por una central de trabajadores, Oscar Sobalvarro, por un sector de la Resistencia y por el doctor Mauricio Mendieta, empresario y político.

Chantajes y amenazas del FSLN
Quiñónez manifestó que le hubiera gustado asistir a la actividad unitaria como representante oficial del PLC, sin embargo, “comprendo que hay otro tipo de intereses y hasta temores al FSLN que tiene chantajeado al PLC”.
¿Siente temor el doctor Alemán al FSLN? “Todos sabemos su situación”, respondió el diputado Quiñónez, quien, como Bonilla, no le dio mucha credibilidad o suficiente fuerza a la excusa del ex presidente de no sumarse a ese esfuerzo unitario porque tenía un compromiso en un encuentro regional e internacional sobre justicia.
Bonilla confirmó que el presidente de la ALN, Eduardo Montealegre, invitó al presidente del PLC, Jorge Castillo, para que firmara el documento de unidad, sin embargo, como respuesta pidió posponer la suscripción mientras su partido la analizaba.

Otro interlocutor
La legisladora de la ALN confirmó que de ahora en adelante Alemán tendrá que hablar con la coalición y no solamente con la alianza “montealegrista”, porque desde ayer forma parte de esa gran unidad antipacto y en defensa de la democracia.
“El primer reto son las elecciones municipales; las negociaciones con el PLC son simplemente cómo se van a definir los mecanismos, los métodos para hacer las elecciones primarias y cómo vamos a escoger a los candidatos a las municipales, aquí no se trata de cuotas de poder”, exteriorizó Bonilla.
Piensa que la presencia de Rizo, Alvarado y Quiñónez en esa coalición representa un “símbolo” para enviarles un mensaje a las bases y al partido PLC de que hay que sumarse a la coalición.

A Alemán le gusta ser el centro
¿El doctor Alemán desaprobó esta coalición? “Cuando Alemán no es el centro de algo, se siente menos, por eso desaprueba, pero creo que vamos a convencer al PLC de que forme parte de la coalición”, dijo Bonilla.
Montealegre dijo que se trata de unir a las fuerzas democráticas apartando las diferencias del pasado, porque “no queremos otra dictadura”. Rizo, en la misma dirección, matizó que el evento unitario “es para llevar un mensaje de esperanza a los nicaragüenses ante la amenaza de una dictadura que tenemos en Nicaragua”.

Unidad democrática
Miguel Molina / END
Principales cabezas de la coalición de derecha creada ayer.

Unidad democrática-9
Miguel Molina / END
Enrique Quiñónez, del PLC, firma la coalición.