Política

Quiñónez y Rizo desafían al dueño del PLC

* Diputado PLC dice que firmará a título personal y que no le teme a expulsión alguna * Figura de la autoexclusión cobra vida en el Partido Liberal Constitucionalista * Navarro dice que terceras vías políticas son soluciones de derrotados

El diputado y miembro del ejecutivo nacional del PLC, Enrique Quiñónez, podría ser el segundo dirigente en “autoexcluirse” de ese partido político por participar en una coalición unitaria antipacto. El ex presidente Arnoldo Alemán anunció el lunes que José Rizo automáticamente quedó fuera del partido por andar metido en ese proyecto.
Mañana jueves está previsto el lanzamiento oficial del bloque político “Unidad de Fuerzas Democráticas”, que reúne a diferentes partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil, que entre sus objetivos estratégicos se han trazado la promoción y defensa de la institucionalidad democrática y la capacidad de generar un proyecto político a corto, mediano y largo plazo.
El empresario Mauricio Mendieta, uno de los dirigentes de este esfuerzo unitario, dijo que hay liberales, socialcristianos, socialdemocrátas, conservadores, de la Resistencia y de organizaciones de la sociedad civil, así como personajes que están allí a título personal.
Montealegre y José Rizo, dos ex candidatos presidenciales liberales que juntos sumaron más del 50 por ciento de los votos en las pasadas elecciones, figuran entre los que suscribirán el manifiesto a la nación Unidad por Nicaragua.

Firmaré a título personal
Quiñónez dijo a EL NUEVO DIARIO que también firmará ese documento, pero a título personal, “a pesar de que se habla de autoexclusiones”, en alusión a la advertencia del doctor Alemán. Incluso, considera que el PLC debería ser parte de ese esfuerzo por la defensa de la institucionalidad democrática.
El doctor Mendieta adelantó a END que la unidad apenas empieza porque en el transcurso de días y semanas se van a incorporar otros grupos políticos, más organizaciones de la sociedad civil y personalidades políticas.
Indicó que para llegar a este punto han dejado atrás las diferencias ideológicas y ese día, mañana jueves, unas 700 personas se van a congregar en un hotel de la capital para suscribir el manifiesto.

Autoexclusión
La intención de expulsar del PLC a Enrique Quiñónez Tuckler y a José Rizo Castellón fue disfrazada de “autoexclusión” por el presidente del partido, Jorge Castillo Quant.
El motivo de “la autoexclusión”, según Castillo Quant, es que “no se puede navegar en dos aguas”, en referencia al apoyo público de Quiñónez a una denominada “tercera vía” que impulsa un grupo de partidos políticos encabezados por Rizo y que no incluye al PLC.

Puertas abiertas, pero...
El vocero del PLC, Leonel Téller, señaló que no es política del partido sancionar, destituir o expulsar a ninguno de sus miembros. Utilizando la misma “fórmula” de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Téller dijo que el PLC “es un edificio de puertas abiertas, entra quien quiere entrar y se va quien se quiera ir”.
Pese a su insistencia de no expulsar a nadie, Téller cuestionó el apoyo de Quiñónez a la llamada “tercera vía” en detrimento del PLC.

Casco recomienda sancionar
Téller se negó a revelar qué tipo de medidas tomará la directiva del PLC si Quiñónez firma el documento considerado excluyente y lesivo para el partido.
En la reunión del lunes, uno de los miembros del CEN solicitó sancionar a aquellos miembros del PLC que apoyen iniciativas de unidad de otros partidos políticos en detrimento del PLC. EL NUEVO DIARIO conoció que quien hizo la propuesta fue el diputado suplente ante el Parlamento Centroamericano por el PLC, Miguel Ángel Casco, propuesta que fue rechazada por el presidente honorario Arnoldo Alemán.
Quiñónez advirtió que mañana firmará el documento de respaldo a la “tercera vía” como una forma de buscar la unidad de las autodenominadas fuerzas democráticas.

Navarro ataca y defiende
Por su parte, el vicepresidente del PLC defendió la posición de Quiñónez en el sentido de que nadie puede expulsarlo del partido, sin embargo, fustigó a la “tercera vía”, señalando que se trata de “una sopita de letras para que José Rizo se la beba y calme con ella los efectos de su frustración por haber perdido las elecciones del año pasado”.
A juicio de Navarro, las “terceras vías políticas son soluciones que proponen los derrotados, los perdedores y los excluidos de sus partidos por falta de liderazgo y por incapacidad política”.