Política

“Registro inseguro,

* Comisión especial del caso Tola podría trascender a Playa Amarillo * Legislarán por un Registro que ofrezca confianza a los inversionistas

Esteban Solís

El presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, José Pallais, aseguró ayer que el Registro de la Propiedad nicaragüense es el más inseguro del mundo, se maneja de forma corrupta y como si fuera poco, contamos con un Poder Judicial “que tiene una imagen de total parcialidad y deficiente”.
La opinión del diputado Pallais fue a propósito de una serie de denuncias sobre conflictos de propiedad en las playas de Tola, y más reciente, en Playa Amarillo, en el mismo municipio, en donde se mencionan nombres de personas que extorsionan, trafican con influencias y exigen coimas a nombre del FSLN.
Pallais, que preside una comisión especial del Legislativo que investiga precisamente el caso Tola, informó a EL NUEVO DIARIO que puede haber una iniciativa en ese mismo Poder del Estado para ampliar el mandato e investigar las denuncias hechas por desmovilizados de la Resistencia Nicaragüense, que reclaman la propiedad en Playa Amarillo.
Al referirse a este caso, el legislador dijo: “Estas denuncias van en la misma línea de que parece que existiera toda una red de tráfico de influencia y de protección de intereses, podría haber una iniciativa de ampliar una nueva comisión investigadora para estos nuevos casos”.

Ley regulará Registro
El diputado del PLC adelantó que antes de que finalice la presente legislatura, la Asamblea Nacional aprobará una nueva, moderna y eficiente Ley de Registro Público “que enfrente la debilidad y la corrupción enorme que hay en el manejo de esta dependencia”.
Dijo que hay que acabar con los hechos de que alguien se robe o se coma las páginas, se alteren, se cambien; es un cuento de nunca acabar y que solamente puede finalizar con un Registro moderno y seguro “como el que pretendemos con la ley que analizaremos en breve en la Asamblea”.
Recordó que la iniciativa de ley tiene una buena base, pues desde el año pasado empezó a discutirse y ya hay aprobados alrededor de 80 artículos.
Pallais manifestó que las denuncias sobre estos conflictos de propiedad son síntomas de preocupación que afectan a Nicaragua como un país destino de inversiones. “Damos una muy mala imagen, de total inseguridad jurídica, de falta de garantías y protección al derecho de propiedad, así como una mala imagen de total parcialidad y deficiencia del Poder Judicial que afecta y detiene el desarrollo del país”.
Pensar en positivo
Según el legislador, este problema requiere de una respuesta de toda la clase política del país y de todos los poderes del Estado. “En la comisión especial hemos puesto énfasis en una buena Ley de Costas, que le entre al problema para que no sea como la que se está dictaminando, que más bien profundiza el problema”.
Aclaró que es muy difícil que la Ley de Costas sea aprobada antes de que finalice el actual período legislativo, no así la Ley del Registro que debe ser aprobada antes del 15 de diciembre. “Si no lo hacemos, difícilmente podremos permitir que Nicaragua sea un destino de inversiones”.
Dijo que en este país alguien compra una propiedad, va al Registro, saca una certificación y todo está bien, pero dentro de una semana esa misma persona se da cuenta que otra tiene una certificación igual, nada más que el dueño es otro, y en ocasiones aparecen hasta cinco dueños.
En ese sentido reafirmó: “Queremos un Registro seguro porque éste es el más inseguro del mundo, para que haya estabilidad, garantía, para el que compra, el que tiene o el que inscriba, porque en Nicaragua uno se acuesta con una inscripción y mañana se levanta con otra y ni cuenta se ha dado”.
Explicó que por norma constitucional, el Registro seguirá bajo la égida del Poder Judicial, no obstante, se analizan diferentes mecanismos que permitan contribuir a que sea más independiente.