Política

“Grandes países deben cumplir sentencias”

* Durante dos días, 4 y 5 de octubre, grandes y pequeñas cortes mundiales se darán cita en un país pequeño y donde la justicia ha sido un factor de controversia por la naturaleza de algunos fallos locales. Aun así, Nicaragua será declarada capital de la justicia, en la búsqueda de un reconocimiento internacional y con miras a hacer conciencia en que los países grandes también deben cumplir con las sentencias internacionales. El recuerdo más inmediato de este exhorto lo constituye el gobierno de los Estados Unidos, cuando el 27 de junio de 1986 fue obligado por la Corte Internacional de La Haya a compensar a Nicaragua por los daños de una agresión armada de casi una década, y hasta hoy no la honrado

Eloisa Ibarra

En la presente entrevista, el presidente de la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, doctor Ricardo Acevedo Peralta, se refiere a la importancia que reviste el Primer Encuentro de Cortes Mundiales organizado por la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ.
Entre las reflexiones más importantes, el doctor Acevedo Peralta expresa que “el derecho comunitario está por encima de los tratados de libre comercio, que la justicia no tiene fronteras y que más allá de las cortes, solamente queda una, la corte celestial.
¿Cómo nace la idea para un encuentro de cortes mundiales?
Nació en virtud de un apoyo de la Unión Europea para fortalecimiento institucional con varias dimensiones; entre ellas, promover a la Corte en el ámbito internacional como parte del proceso de integración, y es por ello que se hace el encuentro con las once cortes existentes en el mundo. Es una forma de buscar respaldo a la CCJ. Se trata de poner en marcha encuentros periódicos entre las cortes más importantes para reflexionar sobre la eficacia y cumplimiento de sentencias, y la vigencia del Estado de Derecho en todos sus aspectos.
¿Pretenden que se convierta en un foro para discutir sobre los problemas que enfrentan las cortes, o la necesidad de reformas?
Estamos preparando un comunicado de la reunión donde se plasmarán esas inquietudes: eficacia de las resoluciones internacionales, reforma a la jurisdicción internacional, necesidades de las cortes para funcionar mejor. Los convenios con los estados para que la justicia sea más rápida y se cumpla de forma eficaz para la vigencia del estado de derecho en el mundo, esa es la parte técnica del evento, sus propios problemas en relación con su funcionamiento.
¿Cuál será el otro aspecto?
Existe una connotación política de respaldo a la CCJ por parte de quienes están al frente del derecho internacional público; derechos humanos y democracia, cumplimiento de fallos limítrofes; en materia de derechos del mar. Ningún acuerdo en materia de comercio a través de OMC puede llevarse adelante si no es a través del derecho. Se trata de que los convenios sean cumplidos y reconocidos por todos. La Corte Penal Internacional hará un llamado para que los países que aún no forman parte aceleren su incorporación. El reconocimiento de las cortes por parte de los presidentes que asistirán, y en el caso de la Centroamericana, será una oportunidad para enviar un mensaje de que los centroamericanos creemos en la vigencia de la ley, la justicia, los derechos humanos y el derecho comunitario de integración. Se trata de crear confianza en el mundo para que invierta y coopere con Centroamérica.
La CCJ busca proyección y reconocimiento mundial, pero aún no la integran todos los países de Centroamérica.
Cuando invité a la Corte Internacional de Justicia, la más prestigiosa del mundo, iba con miedo, por tratarse de una corte muy pequeña, y la señora presidenta me preguntó algo parecido de forma diplomática; ¿qué llega a hacer la Corte Internacional a una corte tan pequeña? Y le respondí que aunque eran sólo tres miembros, sus fallos son de obligatorio cumplimiento para todos los países de Centroamérica, en virtud del protocolo de Tegucigalpa, que es ley para todos los países. Los fallos de la Corte son de obligatorio cumplimiento.
¿Hasta dónde está satisfecha la CCJ con el cumplimiento de sus fallos?
Todos han sido cumplidos de una u otra forma por todos los países, a veces hay reticencia, pero se acatan y hay reconocimientos expresos en algunas sentencias, de que los fallos deben de ser de cumplimiento para todos, como en el caso de Nicaragua. Eso no quiere decir que no se necesite más legitimidad; falta respaldo porque hay miembros del sistema que no son miembros de la Corte, y se busca que los países que todavía no están, como Costa Rica y Guatemala, ingresen cuanto antes. Esperamos que con este evento ratifiquen el tratado firmado.
¿De qué forma obtendrán mayor legitimidad con vista al futuro conocimiento de conflictos económicos derivados de los tratados de libre comercio, donde los países grandes tratan de imponerse utilizando el marco del derecho internacional?
La Corte tiene competencia para conocer todos aquellos convenios y tratados que afecten a la integración, que está por encima de cualquier tratado de libre comercio que firmen los centroamericanos con terceros países. En caso de un conflicto por un tratado internacional, la CCJ debe aplicar, en primer término, la ley comunitaria centroamericana, y los empresarios y ciudadanos deben saber que están protegidos por el derecho centroamericano. Si un comerciante norteamericano viene y alega la aplicación de principios de libre comercio que vulneren principios ya aceptados por el derecho comunitario, eso es ley, y se aplica por encima de cualquier norma de derecho internacional.
Pero, para el cumplimiento se requiere el reconocimiento de un país grande al que el derecho comunitario no le favorece, por ejemplo, las empresas norteamericanas.
El derecho comunitario es una barrera que protege a los empresarios y ciudadanos contra cualquier norma externa que vulnere el derecho comunitario, ése es uno de los problemas que tiene el TLC con Estados Unidos, porque dice que todo tratado internacional deberá sujetarse al TLC y el Protocolo de Tegucigalpa, constitucional para los países, establece que éste y todos sus derivados están por encima de cualquier tratado internacional con terceros. Hay una contradicción, un problema que deberá resolverse en la Corte, porque somos competentes para conocer esas dificultades derivadas de las contradicciones que algunos economistas consideran aparentes.
El tema del medio ambiente, en el marco del derecho internacional, ¿será parte de la agenda ?
El medio ambiente está vinculado con los tratados internacionales de diferente categoría, es parte del derecho comunitario de cada región. Centroamérica tiene un buen acervo de leyes comunitarias que muchas veces no se aplican. El derecho ambiental comunitario es internacional y obligatorio para los países. Las cortes vienen a decir que se utilicen los tratados para proteger el medio ambiente.
¿Se abordarán las contradicciones que pueden surgir entre las diversas cortes?
Las normativas sobre los tratados son diferentes, no necesariamente contradictorias; puede haber fallos distintos en cuanto a su contenido, pero con el mismo fin, proteger los derechos humanos, derechos sociales y el medio ambiente.
Por ejemplo, en materia de integración, la Corte Interamericana no puede conocer, pero puede haber violación de derechos que se deriven del incumplimiento a derechos de integración y la Corte de Derechos Humanos. Muchas veces los derechos reconocidos por un tratado cuya competencia es una corte, también están protegidos por otros tratados que tienen como competencia otras cortes, es el caso de los derechos ambientales.
¿La Corte Internacional de Derechos Humanos conoce las violaciones a los reos de la guerra de Irak, que a su vez son juzgados en una corte penal?
Por ejemplo, la CCJ no tiene competencia en materia de derechos humanos, pero muchos de los tratados de integración establecen derechos para los trabajadores en toda Centroamérica, independientemente de su nacionalidad; si ese derecho es violado porque un Estado no le da trabajo en igualdad de condiciones, puede recurrir a la CCJ porque es la violación de un principio comunitario establecido en el Tratado de Integración Social, pero también puede recurrir a la Corte de Derechos Humanos, porque el tratado de derechos humanos de América reconoce la libertad de trabajo.
¿Eso significa que las violaciones a los trabajadores nicaragüenses en Costa Rica podría conocerla la CCJ en cualquier momento, aunque Costa Rica no sea parte de la Corte?
Claro que podemos conocerlo, aunque el Estado acusado no sea parte de la Corte y tiene que aceptar el fallo; eso es lo importante de la Corte. El derecho comunitario es más y mejor que el derecho internacional.
¿Habrá un llamado a los demás países de Centroamérica a reflexionar acerca de que en la globalización es mejor y más efectiva la defensa en bloques, porque hasta los países grandes buscan el alero de sus organismos?
Mire, la Corte Internacional de Justicia es la que aplica nada menos que el Tratado de la ONU, la Carta de la ONU sobre derechos fundamentales; la Carta de la ONU sobre derechos y obligaciones de los estados. La Corte aplica todo el derecho universal de hoy, y es donde acuden los países pequeños, y por eso es importante reconocerlos para salvaguardar la dignidad internacional, y las cortes vienen a decir aquí estamos, utilícennos.

Debilidades de las cortes
El doctor Ricardo Acevedo Peralta recuerda que el país sede del evento internacional, Nicaragua, le ganó un fallo favorable a Estados Unidos, y que este último país no cumplió. También explica que las sentencias internacional no prescriben.

¿Llamarán a los países grandes para que también cumplan con las sentencias?

Será un llamado recíproco, eso es lo importante del evento. Eso le dará a Nicaragua un realce y debe aprovechar la oportunidad para reflexionar frente a su pueblo teniendo como testigos a las cortes, en el sentido de cumplir con la justicia social, los derechos humanos y aplicar la ley con mayor eficacia.

¿No cree que las grandes cortes también deberían de reflexionar a la hora de aplicar el derecho internacional en igualdad de condiciones para todos?, porque a veces tienen el control los grandes países.
Las cortes suelen ser justas, recuerda que Nicaragua le ganó el juicio a Estados Unidos en La Haya y, quien no quiso cumplir fue Estados Unidos, pero la Corte falló a favor de Nicaragua. El cumplimiento de las sentencias es una de las debilidades del derecho internacional, está sujeto a factores políticos. Por ejemplo, las sentencias de la Corte de La Haya quién las ejecuta, los países pequeños que vamos a La Haya siempre cumplimos.

¿Si no hay cumplimiento se vuelve inefectivo?
Ese es uno de los mensajes que hay que enviar, que las sentencias de los altos tribunales sean cumplidas tanto por los países pequeños como por los grandes, las cortes deben aprovechar la coyuntura.

¿Prescriben las sentencias de las cortes mundiales?
Las sentencias internacionales no prescriben, ahí quedan para cuando llegue alguien que quiera cumplirla. Es como los derechos humanos, no tienen límites. Acabo de venir de la OEA, donde estuve en el consejo permanente, y escuché una demanda histórica de todos los países caribeños frente a sus antiguos colonizadores por 30 mil trillones de dólares por daños ocasionados en la esclavitud; tomando en cuenta las muertes, lo que afectó la falta de libertad, los daños a la raza, como si se cuantificaran los daños y el lucro cesante por no poder desarrollarse por la esclavitud. Las sentencias deben tener un valor más coercitivo, ese es el problema del derecho internacional.

¿El derecho administrativo podría ser más efectivo si se interrelacionara con organismos internacionales económicos que podrían resarcir los daños ocasionados a países pequeños en diferentes momentos históricos, por ejemplo, no pagar deudas externas?
Ese planteamiento se pondrá sobre la mesa, las cortes tratarán esos temas que están en las mentes, estoy seguro que esos temas se abordarán. La justicia no tiene fronteras y por eso las sentencias internacionales son la justicia en el más alto nivel, después de eso sólo queda la corte celestial.