Política

Diputados enfrentados por Ley de Protección a Consumidores

* Sandinistas pretenden incluir protección contra los servicios bancarios y adquisición de bienes, y liberales se oponen so pena de atentar contra la libre empresa

Ary Pantoja

La Ley de Protección a los Derechos del Consumidor y Usuario de Bienes y Servicios enfrentó ayer a los diputados ante la Asamblea Nacional. Mientras los sandinistas pretenden incluir los servicios bancarios y financieros, además de la adquisición de bienes en el ámbito de aplicación de la legislación, los liberales se oponen argumentando que atenta contra la libre empresa.
No se había avanzado más allá del artículo dos de la ley, cuando el diputado Wálmaro Gutiérrez propuso modificar el artículo tres que establece el “ámbito de aplicación” de la legislación.
El último párrafo del artículo establece que “esta ley no será aplicable a los servicios personales prestados en virtud de una relación laboral, ni a los servicios profesionales o técnicos para cuyo ejercicio se requiera tener título facultativo, de igual forma no se aplicará a los servicios financieros y bancarios”.
El caso de las tarjetas de crédito
Gutiérrez presentó una moción para modificar la parte final, estableciendo que los servicios financieros y bancarios deberían incluirse en el ámbito de aplicación, argumentando la indefensión en que caen los usuarios, por ejemplo, de las tarjetas de crédito, pese a que ya existe una ley que regula esta modalidad financiera.
Según la propuesta, también debería protegerse al consumidor de bienes suntuarios, por ejemplo, dijo Gutiérrez, la persona que compra un vehículo y firma un “contrato de adhesión” queda sin la posibilidad de reclamar ante un desperfecto mecánico de fábrica, pues, generalmente, el contrato de compra no incluye estos “defectos ocultos”.
Aunque no hubo una reacción particular de diputados liberales, las bancadas de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, pidieron en el plenario suspender la discusión y aprobación de la ley en lo particular y someterla a un proceso de consulta con los sectores involucrados.
El presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, accedió a la propuesta liberal y devolvió la ley a la Comisión Económica.
Objeto de la ley
De acuerdo al artículo uno, el objeto de la ley es “promover y proteger los derechos de los consumidores y/o usuarios, así como garantizar la seguridad y equidad jurídica en sus relaciones con los proveedores de bienes y servicios, sean éstos públicos, privados, individuales o colectivos, mediante un trato justo, amable y equitativo”.
En el caso de los servicios bancarios y financieros, Gutiérrez dijo que se debería incluir todo, principalmente, el uso de las tarjetas de crédito. Algunos diputados liberales consideraron inoportuna la propuesta, tomando en cuenta que ya existe una legislación específica que regula el uso del llamado “dinero plástico”.