Política

Bochinche entre liberales


El último altercado liberal ocurrió ayer. Hubo sangre. Y una nariz fracturada. Además de un visitante en las frías celdas de la Estación Cinco de la Policía Nacional.
El ex diputado Fernando Avellán por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), reconocido como el “diputado pistolero”, y el actual vocero de este partido, Leonel Téller, son los actores de este nuevo episodio de la desunión liberal.
La historia del pleito, según Téller, inició en la gasolinera Texaco ubicada en la entrada a las Colinas, cuando, mientras él pagaba el combustible, Avellán lo ofendía de “pe a pa”. La discusión, evidentemente, tuvo motivaciones políticas, porque el ex diputado Avellán es dueño de la Radio 15 de Septiembre, desde donde se profieren constantes ataques en contra del ex presidente Arnoldo Alemán, líder del PLC.
Luego de las ofensas vinieron las amenazas de muerte que, cuenta aún nervioso Téller, casi se convierten en realidad.
“Cuando él (Avellán) sacó el arma yo le dije: ¡Pero Fernando, si vos en la Contra no tiraste ni una bala, si sos una persona pacífica!”, narró Téller, quien agregó que le pidió a Avellán que si tenía intenciones de matarlo no lo hiciera delante de sus hijos, pues en ese momento se dirigía a una playa junto a su esposa y sus dos pequeños.

Y corrió sangre…
Casi al mediodía Téller llegó a poner la denuncia contra Avellán a la Estación Cinco de la Policía, adonde ya estaba Avellán. Johanna Avellán no supo explicar las razones por las que su hermano estaba en la delegación.
Ni tiempo tuvo Téller de preguntar algo cuando Avellán le dejó ir un manotazo en la nariz. El resultado: la nariz de Téller fracturada y su camisa como si un pintor novato dio unos cuantos pincelazos, pero de sangre. Y bueno, también los pasillos de la estación con la huella hemática del vocero liberal.
El Comisionado Olivio Salguera, ratificó la segunda parte de esta historia, es decir, el pleito en la estación policial, motivo por el que apresaron a Avellán, a quien pondrán a la orden de un juez luego que la Fiscalía acuse.
“Lo de la gasolinera hay que investigarlo”, dijo Salguera, quién añadió que un empleado de Téller llegó a poner la denuncia sobre lo ocurrido en la gasolinera. Él también desconoce las razones de la visita de Avellán, a quien sólo le quedó un pequeño moretón en el dedo por el golpe que propinó con su anillo contra la nariz de Téller.

Sus hojas de vida
Fernando Avellán se quedó detenido en la delegación.
Téller y Avellán se han caracterizado por las controversiales posiciones políticas que han adoptado a lo largo de su vida.
En 1996, Téller resultó electo diputado suplente y a la muerte del propietario Aristides Sánchez que, era su tío, asumió la titularidad del puesto.
En diciembre de 1999 fue destituido como embajador de Nicaragua en Bélgica por el entonces canciller Eduardo Montealegre, quien adujo razones “estrictamente disciplinarias”.
En 2002 denunció a Arnoldo Alemán ante la Procuraduría y la Contraloría, por supuestos actos de corrupción.
Ese mismo año integró el Movimiento 23 de Junio, escisión del PLC, luego pasó a formar parte de la junta directiva de la Gran Unidad Liberal que dio origen a la Alianza por la República (APRE).
En cambio, Avellán se convirtió en el voto número 47 de la Asamblea Nacional para destituir a la directiva que presidía Alemán, a cambio de que le cedieran el cargo de primer vicepresidente del Parlamento.
También se hizo famoso cuando disparó contra fanáticos del Bóer en plena rotonda de Metrocentro en 2002, anteriormente había descargado un arma contra trabajadores de la Solka.