Política

Aprueban reforma en nombre de emergencia

* Dejan cien millones extras para Sinapred en caso de ser necesario, y un millón de córdobas para la cedulación que no le gusta al magistrado René Herrera * Por las críticas disminuyen en cinco millones el monto destinado inicialmente para deuda interna

Ary Pantoja

Aún con severas críticas, los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador, ALN-PC, respaldaron con su voto la reforma presupuestaria que el presidente Daniel Ortega envió a la Asamblea Nacional para su aprobación con carácter de urgencia.
La reforma presupuestaria no contradice las imposiciones macroeconómicas del Fondo Monetario Internacional, FMI, aún no firmado, y la urgencia de ayudar a los damnificados del huracán “Félix” en el Caribe Norte, fueron los dos principales argumentos del presidente de la Comisión Económica del Parlamento, Francisco Aguirre Sacasa, para pedir el apoyo de sus correligionarios y colegas del Poder Legislativo.
Después de los férreos ataques de los diputados del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, de ALN y de algunos del PLC a la propuesta de reforma, 71 votos aprobaron la iniciativa en la que se incluyen 215.6 millones de córdobas en ayuda humanitaria a los damnificados por el huracán “Félix”.

Cien millones para imprevistos
De este monto, 100 millones serán manejados directamente por el Sistema Nacional de Atención, Mitigación y Prevención de Desastres, Sinapred; sin embargo, conforme con la reforma aprobada, el gobierno dejó “libres” 100 millones más para entregarlos al Sinapred “en caso de ser necesario”.
Ésta fue precisamente la mayor crítica que hizo el primer secretario del legislativo, Wilfredo Navarro, a la propuesta gubernamental, al menos ante los medios de comunicación, porque en la práctica también votó a favor de ese “cheque en blanco” que se recetó el gobierno.
El “amarre” entre el gobierno y las bancadas fue tal, que los mismos liberales rechazaron una propuesta de artículo nuevo hecha por el diputado del PLC Víctor Duarte, encaminada a destinar dos millones de córdobas extra a las alcaldías de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, a fin de coadyuvar a la emergencia en esa zona del país.
Duarte también propuso la conformación de una “comisión especial de seguimiento y control” de los recursos financieros dirigidos a la RAAN, la que estaría integrada por dos diputados de la ALN, dos del PLC, dos del Frente Sandinista y uno del MRS. La moción también fue rechazada.

Un millón para cedulación
De los diez millones de córdobas al Consejo Supremo Electoral, CSE, un millón será destinado a iniciar el proceso de cedulación de los nicaragüenses residentes en el exterior, como mandato que dieron los diputados a los magistrados electorales.
Ante las severas críticas de quienes en el pasado avalaban el pago de la deuda pública interna (deuda con los banqueros), el jefe de la bancada sandinista, Edwin Castro, propuso disminuir en cinco millones de córdobas el monto destinado a honrar los compromisos financieros con los banqueros.
De tal manera que de los 229.9 millones previstos para el pago de la deuda interna, se restaron cinco millones, los que, según el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, pasaron al “bolsón de reasignaciones presupuestarias”, aunque su explicación no fue muy convincente.