Política

PRN será una “Fraternidad”

* “Queremos gente temerosa de Dios”, dice Salvador Talavera

Esteban Solís

¿El Partido Resistencia Nicaragüense, PRN, ha iniciado un proceso de conversión hacia lo religioso? Su presidente, Salvador Talavera, afirma que no, sin embargo, admite que en lo personal ha aceptado a Dios y que busca líderes temerosos de ese ser supremo para servir al pueblo, para que no caigan en la tentación de apropiarse de lo ajeno, de la cosa pública.
Talavera dijo a EL NUEVO DIARIO que el PRN está en un proceso de modernización, de nutrirse de líderes capaces de consolidar esa organización, incluso, más allá de credos políticos, ideológicos o religiosos, sin embargo, la prioridad es que sean temerosos de Dios.
¿El PRN está dando un viraje, y en vez de ser una institución política por excelencia va camino a convertirse en un partido religioso? “No, éste es un partido político, un instrumento, un vehículo, pero tiene una alta prioridad, y es que sus líderes deben tener un testimonio de que han aceptado a Cristo, de que son temerosos de Dios”, responde Talavera.
Incluso, asegura que personalmente se ha alejado de las pachangas, de los vicios, que antes ocupaban una buena parte de su vida. Es más, dice que la mayoría de los políticos son hipócritas y mentirosos porque afirman que primero es Nicaragua. “Eso es mentira, primero es Dios, después la familia y en tercer lugar Nicaragua”, expresa.
En el plano político, Talavera afirma que en el marco de ese proceso de modernización y consolidación del partido se preparan para ir solos a las elecciones municipales, tras asegurar que no van a repetir los errores de los comicios municipales de 2004, cuando por inexperiencia se dejaron robar al menos diez alcaldías.
“El Consejo Supremo Electoral solamente nos dejó una alcaldía, la de Río Blanco, y nos robaron la de Camoapa, Waslala, San José de Bocay, Wiwilí, Muelle de los Bueyes, El Ayote, Nandasmo y Moyogalpa, entre otras”, recuerda el dirigente del PRN.
A pesar de que el PRN se prepara para ir solo a las municipales, si es necesario, dice que tienen pláticas con el PLC y la ALN, y “si nos conviene y nos gustan las reglas del juego para ir en alianza, bienvenido, si no, vamos solos”.