Política

Lideresas de la montaña


La OEA impartió un curso de seis meses a 92 mujeres campesinas de Bocay, Wiwilí, Jinotega y de Santa Lucía, Boaco, sobre liderazgo, participación ciudadana, equidad de género y democracia. Ahora están listas para ser lideresas y optar a cargos de elección popular por sus respectivos partidos
Eduardo Marenco
Reina Isabel Centeno Osorio, una campesina de 32 años de Wiwilí, se ha graduado de lideresa. Muestra su diploma con orgullo, mientras carga a su tierno Mario Jaziel Orozco Centeno. Su pénsum de estudio la ha preparado para optar a un cargo de elección popular, por su organización, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC).
Reina aprendió sobre liderazgo, presupuesto municipal, participación ciudadana, derechos humanos y ahora está lista para ser concejala.
¿Se opone su marido? En lo absoluto. Cuando ella no hace de ama de casa, ambos son activistas de organismos internacionales y organismos no gubernamentales que llevan ayuda a su localidad, ubicada a ocho horas en bus expreso desde Managua. “Él se encarga del trabajo con la gente y si no está, yo atiendo a la gente”, explica Reina Isabel. “Los dos nos llevamos de acuerdo”.
Cerca de ella, en un salón de un hotel de Managua, están varias compañeras de estudios, todas cargando a sus bebés. Provienen de Bocay y de Wiwilí. Olga Raquel García, una madre de 16 años, viene desde “El Colectivo”, Bocay, departamento de Jinotega. Pero ella representa a otra ala del liberalismo: la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN). Genara González, de 48 años, también viene de Bocay, y es de la ALN. Mientras que Juana Francisca Gutiérrez, de 33 años, viene de Wiwilí y es del PLC.
Las graduadas
En total son 92 mujeres las que se han graduado del II Curso de Lideresas Locales, auspiciado por la Organización de Estados Americanos (OEA), bajo el lema “La Democracia sin mujeres es media democracia, y media democracia no existe, porque la democracia debe ser total”.
Pedro Vuskovic, representante de la OEA en Nicaragua, dijo que este segundo curso les ha demostrado que “hay un enorme potencial en la mujer nicaragüense, que es capaz no sólo de hacer las campañas para que los varones ganemos las posiciones como alcaldes y diputados, sino también que son capaces de ser diputadas, de ser alcaldesas”.
El objetivo del curso es darle las mejores herramientas para que ganen una posición electoral en sus partidos y estén preparadas para ejercerla de la mejor manera. “En los últimos años, la participación de la mujer en la representación política ha venido descendiendo: en los años ochenta era de un ocho por ciento, llegamos a finales de los noventa al 23 por ciento, y hoy estamos en el 16 por ciento. Subió y hemos venido bajando”, alertó Vuskovic.
Por su lado, Carmen Lomellin, secretaria ejecutiva de Comisión Interamericana de la Mujer (CIM) de la OEA, señaló que están promoviendo la participación de las mujeres en todas las instancias del gobierno y de la sociedad civil. Además procuran que más mujeres estén en posición de liderazgo y tengan poder de decisión en la formulación y seguimiento de las políticas. También presionan para que los presupuestos nacionales tengan un enfoque de género.
En el curso participaron mujeres de todas las organizaciones políticas, desde el PLC, ALN, el FSLN y Camino Cristiano. ¿La principal enseñanza? “Ya manejamos todo lo que es ser lideresa”, dice Reina Isabel.