Política

Conpes reducido a incondicionales

* Representante de la Coordinadora Civil denuncia violaciones a la Constitución por parte del Presidente

Esteban Solís

El representante de la Coordinadora Civil ante el Consejo Nacional de Planificación Económica y Social (Conpes), Iván García Marenco, denunció que el presidente Daniel Ortega y el secretario ejecutivo de ese Consejo, Gustavo Porras, atropellan la Constitución Política y se han burlado de la Asamblea Nacional con una serie de disposiciones que atentan contra el principio de equidad y participación ciudadana.
El pasado 15 de enero, de acuerdo con la ley, Ortega tenía que haber convocado al Conpes, sin embargo, no lo hizo, y desde ahí empieza una serie de violaciones que no han parado. A pesar de esa situación, el Conpes se autoconvocó, ratificó a sus 84 miembros, revitalizó sus comisiones y reasumió el plan de trabajo aprobado el año pasado.
Sin embargo, el 1 de mayo, el presidente Ortega, pasando por encima de la ley, emite un decreto que atenta contra la Constitución nombrando a 17 personas para integrar la junta de directores del Conpes, dejando en desigualdad de número a los otros seis miembros que ya habían sido nombrados por las comisiones de trabajo.
“Éste es un decreto que puede ser recurrido de amparo y puesto en duda su legitimidad porque atenta contra el principio constitucional de la participación ciudadana”, señala García. Explica que lo correcto hubiese sido que el mandatario, que tiene derecho a nombrar a diez miembros ante el Consejo, delegara en seis para la junta de directores, sin embargo, no lo hizo.
Convoca sólo a los suyos
Otra irregularidad es que el presidente Ortega sólo ha convocado y en tres ocasiones a los 17 miembros de la junta de directores “que yo le llamo junta espurea”, sin que nos haya convocado a los otros seis.
Porras alega que el Conpes está en receso, ¿entonces, si está en receso por qué son convocados los 17? “Esto es una ilegalidad fuerte, chocante”, señala García Marenco, tras indicar que esa junta de 17 miembros no es legal y sus decisiones no tienen fuerza en el Conpes, porque las decisiones las toma el plenario que está por encima de la junta de directores.
Afirma que otra ilegalidad es que el doctor Porras y los “17” reducen el número de comisiones de seis a dos.
Arrebatan mayoría
“Cambia la estructura de la junta de directores de una forma muy chambona, porque quedan los 17 nombrados por el presidente, y al reducir el número de comisiones a dos en vez de las seis, sólo van a sumar a dos elementos a la junta”, explica.
Las seis comisiones de trabajo del Conpes nombraban a igual número de delegados para la junta, y al reducirse a dos, pues sólo van a nombrar a dos para la junta de directores, quedando en desventaja los representantes de la sociedad civil que no obedecen al FSLN.
El escudo de los CPC
Adelantó que la agenda de 2008 del Conpes que ya había sido aprobada por el plenario el año pasado, también fue violentada por la junta mayoritaria. Incluso, dice que otro error de proporciones descomunales es la decisión del mandatario de incorporar al Conpes a 150 propietarios de los Consejos del Poder Ciudadano. “La reforma a la ley 290 aprobada por la Asamblea Nacional prohíbe al Poder Ejecutivo toda vinculación con estos consejos, y el presidente dice que el Conpes será una especie de gabinete nacional de los Consejos del Poder Ciudadano”.
Añade que “si los CPC van a mandar representantes municipales al Conpes, ¿por qué el Movimiento Comunal y la Coordinadora Civil no pueden enviar representantes municipales también?”
García dice que a la Asamblea Nacional le corresponde actuar, porque el presidente Ortega está violentando lo aprobado recientemente por ese poder del Estado. “La Asamblea Nacional debe señalar que no se está cumpliendo la ley y que esto no puede continuar, enviar un mensaje al presidente de que está incumpliendo la ley”, expresa.