Política

PLC se aferra al hueso

* “Van coyol quebrado y coyol comido... Mientras no aprueben reelección de Ortega, todavía hay esperanza”, dice el politólogo conservador

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC) continúa aferrado a la posibilidad de repartirse dos puestos jugosos como son la Superintendencia de Servicios Públicos (Sisep) y el Instituto de la Propiedad Urbana y Rural (Inprur), por lo cual no estaría interesado en derogar ambas instituciones --actualmente en suspenso-- tal como lo propone la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN). Ambos cargos ya han sido negociados con el FSLN.
Así lo advirtió ayer el politólogo conservador Emilio Álvarez Montalbán, quien alertó que el PLC continúa en una política de “coyol quebrado, coyol comido”, aunque “mientras no aprueben la reelección (de Daniel Ortega), todavía hay esperanza”.
Los hechos
Los hechos confirman lo aseverado por el ex canciller de la República: Víctor Guerrero, del PLC, recibió 360,000 córdobas sin que la Sisep funcionase, en una lluvia de liquidaciones que alcanzó hasta 7.4 millones de córdobas, todo avalado por la Contraloría colegiada, dominada por liberales y sandinistas. Y anda todavía pidiendo que le paguen el dinero que según él está devengando.
“La política de la ALN es evitar que negocien otra vez esos dos puestos, porque eso reaviva el pacto”, prosiguió Álvarez. “Y por el lado del PLC es conservar dos puestos jugosos y seguir teniendo un pretexto para negociar... Aquí sigue el juego de la política criolla de negociar tras bambalinas”, alertó Álvarez.
El ex canciller reafirmó: “Nunca estuve de acuerdo conque Eduardo Montealegre presentara la moción para prorrogar la Ley Marco, además la presentó solo. Ya desde allí llegó la duda y la desconfianza”.
PLC confirma: no sueltan el hueso
Mientras tanto, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) corroboró que la propuesta de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) de derogar una serie de leyes constitucionales con una ley ordinaria, además de reflejar “ignorancia jurídica”, daña el proceso de unidad.
El portavoz del PLC, Leonel Téller, manifestó que es más grave aún pretender derogar la Ley 512 del Inprur, sin que antes entren en vigencia las reformas parciales, porque eso significa darle un cheque en blanco al presidente de la República para que nombre al Intendente de la Propiedad.
“En cambio, si (sólo) la Ley Marco es derogada, entrarían en vigencia las reformas constitucionales y sería facultad de la Asamblea Nacional el nombramiento del Intendente de la Propiedad, situación que favorecería un acuerdo de la oposición para sacar del control del Ejecutivo este tema”, razona el político del PLC.
Téller disparado
Téller dijo que la propuesta de la ALN de derogar la Ley 512 no hace más que ratificar en el cargo de Intendente de la Propiedad a Mireya Molina Torres, a la que acusó de “piñatera” ya que --según él-- durante los años 80 fue la mano derecha de Jaime Wheelock Román, ex ministro de Reforma Agraria, a quien tildó de “súper piñatero”.
El vocero del PLC señaló que la ALN sabe que el PLC no va a aceptar esa propuesta porque es inconstitucional, incluso, adelantó que la bancada liberal optará por esperar que las reformas entren en vigor en enero de 2008, cuando vence la prórroga de la Ley Marco.
Según Téller, con esa propuesta, la ALN “da la impresión que no quiere la unidad, están metiendo ruido al proceso, sin embargo, el PLC va a seguir adelante con la unidad, a pesar de que ellos no se están comportando como un partido serio”.