Política

Rayería entre Herrera y diputados

* Escandalosa comparecencia de Ruth Selma Herrera ante Asamblea Nacional * Aparece el defenestrado Bolaños Davis, también trabajadores despedidos, pero Herrera lleva su portátil

Consuelo Sandoval

La maratónica comparecencia de la presidenta de la Empresa Nicaraguense de Acueductos y Alcantarillado (Enacal), Ruth Selma Herrera, ante de la Asamblea Nacional convirtió ayer en un circo al hemiciclo parlamentario, pero además marcó una cifra récord de intervenciones de los diputados, con 26.
Poco después de las diez de la mañana inició la función. Una portátil encabezada por el ex diputado Alejandro Bolaños Davis comenzó un sistemático asedio contra Herrera, quien también llevó a un grupo de trabajadores, cuya presencia en horas laborales fue cuestionada por los legisladores.
Herrera inició su interpelación sobre el despido de centenares de empleados, exponiendo la gravedad de los actos de corrupción que se habrían cometido en la anterior administración que dirigió Luis Debayle.
Concluido su informe, la funcionaria cayó bajo un feroz ataque de señalamientos, reproches y recriminaciones de los legisladores liberales, quienes la acusaron de ineficiente, de incapaz, de practicar el nepotismo, de piñatera y hasta de instigar a delinquir a los ciudadanos porque les sugirió no pagar sus facturas por servicios básicos cuando fungió como presidenta de la Red de Defensa del Consumidor.
Encontronazos
Tampoco gustó a los diputados que Herrera haya puesto en duda la legitimidad de la interpelación, porque según dijo no se cumplieron los procedimientos establecidos, razón por la cual fue tildada de “prepotente e irrespetuosa” por dirigirse así ante los “padres de la patria”.
Freddy Torres, diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), acusó a Herrera de convertirse en el látigo de los trabajadores y de violar y atropellar sus derechos, incluyendo a varios dirigentes sindicales que gozan del fuero sindical; además la emplazó a demostrar ante los tribunales que éstos cometieron actos de corrupción.
El jefe de la bancada liberal, Maximino Rodríguez, reprochó la actuación de Herrera porque, según él, es contraria a la que pregonaba cuando dirigía la Red de Defensa del Consumidor, organización que considera tiene fines de lucro.
“Si usted, diputado Maximino, está dispuesto a despojarse de su inmunidad, porque yo no tengo, le voy a pedir que me demuestre que yo dirigía una organización con fines de lucro porque siempre fui voluntaria de la Red”, desafió Herrera a Rodríguez.

Piden destitución de Herrera
Carlos Noguera, diputado liberal, censuró a Herrera y propuso en nombre del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) exigir al gobierno su destitución o en caso contrario, boicotearían la aprobación de cualquier préstamo que estuviera destinado a Enacal, cuya resolución será aprobada o rechazada hoy en el plenario.
Herrera criticó a los legisladores por la amenaza de bloquear los préstamos a la empresa, ya que de esa manera estarían afectando a los ciudadanos que los eligieron en sus cargos.
Otro round
Otro round lo protagonizaron Herrera y la jefa de la bancada de la Alianza Liberal Nicaraguense (ALN), María Eugenia Sequeira, quien acusó a la funcionaria de mostrar insensibilidad social, técnica y administrativa, y de dirigirse “con irrespeto y prepotencia a este poder del Estado”.
Incluso Sequeira recriminó a Herrera porque despidió a empleados menores, entre ellos a humildes cajeras en Granada, violando la Constitución y los convenios internacionales, y le recordó la facultad de los diputados de exigir informes a los funcionarios públicos.
“Me parece prepotente su posición, porque la diputada no deja que los lectores entra e leer el medidor que ella tiene en su casa y se lo puedo probar. Quiero decirle que esas cajeras se quedaron con la colecta de los pobladores de Malacatoya y no lo depositaron en Enacal”, enrostró Herrera.
Herrera desafía
“Yo no tengo inmunidad y estoy lista para que cualquier diputado que crea que no he dicho la verdad me lleve a los tribunales o donde me quiera llevar”, reafirmó Herrera.
Herrera reconoció el despido de 122 trabajadores que en su mayoría están en los tribunales competentes y garantizó que acatará el fallo que emitan los judiciales.
Los tres diputados del Movimiento Renovador Sandinista actuaron con silencio cómplice a favor de los liberales; mientras algunos sandinistas defendieron a Herrera con poca beligerancia y la exhortaron a presentar las respectivas demandas criminales contra los funcionarios que cometieron actos de
corrupción.