Política

Amnistía divide al plenario

* ALN fracturada, PLC esperando seña y FSLN reacio

Consuelo Sandoval

El proyecto de amnistía general promovido por algunos diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), junto a sus colegas de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), no goza del consenso de todas las bancadas de la Asamblea Nacional, pues alegan que este beneficio es exclusivo para las personas que cometen delitos políticos y conexos.
Para el diputado del PLC, Enrique Quiñónez, la amnistía no tiene nombre, ni apellido, no obstante, asegura que el proyecto tendría un carácter amplio y por ende favorecería a los ex presidentes Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, así como a los funcionarios que se desempeñaron en ambas administraciones, incluyendo al presidente de ALN, Eduardo Montealegre.
Alemán fue condenado a veinte años de prisión por cometer supuestos actos de corrupción en perjuicio del Estado; Bolaños está siendo indagado por tráfico de inmigrantes chinos y Montealegre por la emisión de los Certificados de Inversión (Cenis), todos tipificados como delitos comunes.
Ateniéndonos a las declaraciones de Quiñónez, la amnistía sería aplicada de manera discriminatoria, porque al parecer excluiría al cónsul de Nicaragua en Liberia, Gerardo Miranda.
“Que yo sepa el señor Miranda no tiene que ver absolutamente nada, él es funcionario del gobierno y todavía no se ha probado nada, vamos a esperar”, expresó Quiñónez.
Alemán y Bolaños han asegurado que no requieren de ese beneficio para salir airosos de las acusaciones que les imputan; y en ese sentido, Quiñónez instó a ambos ex gobernantes a que su petición la presenten por escrito para que se haga una excepción en la iniciativa de amnistía.
La diputada de ALN, Jamileth Bonilla, reprochó a Alemán por el rechazo a la amnistía, y le advirtió que está equivocado si cree que el Frente Sandinista permitirá que entre en vigor el nuevo Código Penal, cuya aplicación le beneficiaría en la disminución de su sentencia.
En tanto, el coordinador de la bancada del Frente Sandinista, Edwin Castro, y su colega del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Enrique Sáenz, coincidieron en que no apoyarán el proyecto de amnistía, porque intenta proteger a personas que están siendo acusadas por delitos comunes.

No cabe
“Yo entiendo que todos esos delitos son comunes, nosotros hemos dicho que es resorte del Poder Judicial, en doctrina no cabe ninguna amnistía para delitos comunes”, dijo Castro.
Por su parte, Sáenz destacó que “utilizar la amnistía para delitos comunes significa manipular la ley y desnaturalizar la amnistía, en segundo lugar, pensamos que el camino de la impunidad no es el mejor para establecer la paz social y para apuntalar el régimen de derechos”.
En cambio, la diputada Miryan Argüello, Presidenta de la Comisión de Probidad que conoce del caso de la supuesta extorsión de Miranda contra el empresario Armel González, desestimó que pueda aplicarse una amnistía.
“La amnistía no es para delitos comunes, sino para delitos políticos y comunes conexos, por lo tanto, están muy equivocados aquellos que pretenden una amnistía para delincuentes comunes”, advirtió.