Política

CPC emplazan a funcionarios de alcaldía


Los miembros del Consejo del Poder Ciudadano del Distrito IV recibieron a delegados de la Alcaldía de Managua, a quienes les plantearon las principales demandas de este sector, entre las que destacan la pavimentación de calles y el cierre de algunos cauces.
Según el secretario del Concejo, José Treminio, quien también participó en la reunión del consejo, el Distrito IV es el que menos problemas tienen en infraestructura, pues le fueron asignados quince millones de córdobas, con los que han reparado las calles principalmente.
La delegada del Distrito Cuatro, Maritza Moncada, explicó el avance de los proyectos de obras menores: “En el primer semestre se ha logrado cumplir con más de 50% de la meta. Más de 25 mil metros cuadrados de calles se pavimentaron en los barrios Domitila Lugo, Hilario Sánchez, Primero de Mayo, Selim Shible, entre otros”.
Moncada agregó que alrededor de 27 mil habitantes han sido beneficiados con las obras municipales, que incluyen la pavimentación de las calles y la construcción de una cancha multiuso y un parque infantil.
El concejal y la delegada municipal escucharon con paciencia las dificultades que los pobladores les expresaron. Treminio respondió a los tantos problemas de la comunidad atacando a los medios de comunicación, que “manipulan la inconformidad de la gente para manifestar el mal funcionamiento del gobierno”.

Siempre serán CPC
El jefe de la bancada sandinista en la Asamblea Nacional, Edwin Castro, dijo que aunque se reforme la Ley 290 para quitarle la potestad al presidente de la República de crear consejos, los CPC seguirán funcionando, pues la Constitución les da ese derecho a los ciudadanos.
Castro insistió en la importancia de los CPC como métodos de participación ciudadana y dijo que, de aprobarse la reforma a la ley, los ciudadanos pueden recurrir por inconstitucionalidad.
Si se aprueba, expresó el diputado, el presidente Daniel Ortega está en todo el derecho de vetar la ley. Y si la sanciona, los CPC no desaparecerán. “Nadie puede quitarle ese derecho a la gente”, dijo Castro.