Política

Treinta y cinco por ciento de niños no inscritos

* Según funcionaria de Plan Internacional, el promedio en América Latina es del 18 por ciento de no inscritos

Tania Sirias

El derecho a un nombre y a una nacionalidad se ha convertido en un problema cultural en Nicaragua. Se estima que entre un 30 y 35 por ciento de niños no están inscritos en el Registro Civil, sin embargo las cifras tienden a aumentar en el Caribe nicaragüense, donde andan por arriba del 80 por ciento.
El magistrado del Consejo Supremo Electoral José Luis Villavicencio comentó que a pesar de que existe una ventanilla de inscripción en los hospitales, muchas veces las madres prefieren esperar un tiempo para ver si el padre decide reconocer al pequeño.
Otra de las causas del subregistro es que en la zonas rurales no tienen la costumbre de inscribir a los niños. El magistrado indicó que existen oficinas de Registro Civil en los 153 municipios del país, pero además pondrán a funcionar una oficina móvil en las zonas más alejadas, con el fin de que la población inscriba a sus hijos.
Niños caribeños, una prioridad
Mariela Greco, representante de Plan Internacional, estimó que en América Latina, el 18 por ciento de la población no está inscrita y en el Caribe nicaragüense se estima que sea más del 80 por ciento.
A pesar de estas impactantes cifras, en la RAAN se logró inscribir a 97 mil niños y esperan registrar en los próximos cinco años a más de cien mil niños en la RAAS, dijo Rosario Acosta, Directora General de Registro Central.
“Lo que se pretende es reformar el sistema de registro civil, acercándolo más a la población. Una de las medidas será colocar ventanillas de registro en los hospitales de referencia nacional, unidades de salud municipales y oficinas móviles en zonas apartadas como Río San Juan”, dijo Acosta.
En el caso de los niños mayores de dos años, adolescentes y adultos se les tendrá que hacer un juicio de reposición de partida. Acosta afirmó que estos juicios tienen su costo, pero como se trata de familias pobres, el Estado asumirá los gastos.
Censo con discapacitados
El magistrado Villavicencio también se refirió a un censo que está realizando el CSE en la población con discapacidad. Informó que llevan más de 90 mil personas censadas y el objetivo del estudio es saber cuántos sordos, no videntes y otro tipo de discapacidades motrices hay en el padrón electoral.
Despiece
CSE con déficit
El magistrado Villavicencio comentó que el CSE tiene un déficit de más de 50 millones de córdobas, el cual vienen arrastrando desde las elecciones pasadas, y como consecuencia el 65 por ciento de las oficinas municipales de cedulación están cerradas.
“Las únicas que están trabajando son las de las cabeceras departamentales y en algunas alcaldías donde los mismos ediles están financiando dichas oficinas. Debemos recordar que cada año ingresan al padrón uno 70 mil jóvenes y el número va en aumento”, dijo el magistrado. Villavicencio afirmó que para superar ese déficit, una de las propuesta es hacer una reforma presupuestaria en el mes de diciembre.