Política

Unidad, una tarea pendiente de Esquipulas

* Premio Nobel era para ex canciller Madrigal Nieto, cuenta

Esteban Solís

El ex vicepresidente de Guatemala, Roberto Carpio Nicolle, aseguró en Managua que a los Acuerdos de Esquipulas I y II les hace falta una cosa que no está escrita, la unidad centroamericana. En ese sentido, instó a los presidentes del área a poner de su parte para avanzar en esa dirección.
Carpio Nicolle, que también jugó un papel protagónico en el proceso de paz de la región junto a sus colegas centroamericanos, manifestó que la falta de voluntad política de los mandatarios para buscar la integración hace inoperantes a las instituciones del sistema de integración, como la Corte de Justicia y el mismo Parlamento.
Fundador de la democracia cristiana guatemalteca en la década de los años 50 y primer presidente del Parlamento Centroamericano, el político y periodista deja caer una expresión que por su propio peso lo identifica como un gran integracionista: “Si no borramos las fronteras, no crecemos”.
El ex vicepresidente llamó a los costarricenses a que se fijen en el espejo de Europa, continente que ha forjado una comunidad de naciones. “No se marginen, no pongan fronteras mentales”, dijo Carpio Nicolle, quien años atrás recibió la orden “Pedro Joaquín Chamorro”.
Nobel era para Madrigal Nieto
Sin intenciones de entrar o añadir ingredientes a la polémica desatada recientemente por el papel del presidente costarricense Oscar Arias en el marco de los acuerdos y que a la postre lo catapultaron hacia la conquista del Nobel de la Paz, Carpio Nicolle dijo que uno de los artífices de ese premio fue precisamente el ex canciller tico ya fallecido Rodrigo Madrigal Nieto.
Incluso afirmó que en una ocasión y a propósito del otorgamiento del Nobel, Madrigal Nieto le dijo: “Roberto, uno nunca sabe para quién trabaja”. El ex vicepresidente fue invitado por la Fundación Konrad Adenauer para exponer sobre los procesos de paz y la integración centroamericana a la luz de los tratados comerciales.
En este aspecto, Carpio Nicolle cree que la región tiene inmensas oportunidades de desarrollar mercados por los cuatro puntos cardinales, aunque mostró mucho entusiasmo por Europa, quizás porque los 27 Estados comunitarios han avanzado a pasos agigantados en ese proceso de unidad.