Política

Denuncian militarización de Asamblea

Por primera vez en este año, los agentes acordonaron y controlaron la entrada al edificio del Parlamento por la llegada de Bolaños Davis

El edificio de la Asamblea Nacional fue militarizado hoy ante el temor de disturbios en ese recinto legislativo, por protestas del político conservador Alejandro Bolaños Davis a quien los poderes Electoral y Judicial le anularon su diputación.
Fuerzas antimotines de la Policía, por primera vez en este año, acordonaron y controlaron la entrada al edificio del Parlamento en prevención de desórdenes por la llegada a ese recinto de Bolaños Davis, quien finalmente no se presentó.
Por resolución del Consejo Supremo Electoral (CSE), confirmada la semana pasada por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Bolaños Davis perdió su diputación del grupo parlamentario Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).
El político opositor, con el apoyo de sus aliados de la ALN, ingresó el miércoles por la fuerza al hemiciclo donde celebran sesión los diputados y ocupó su escaño en actitud de protesta contra los fallos de los dos poderes del Estado en su contra.
Bolaños Davis ingresó al recinto legislativo a pesar de que en la pizarra electrónica del Parlamento aparecía como incorporado el diputado conservador Stanford Cash Dash, suplente del destituido parlamentario opositor.
Golpean a diputada sandinista
Durante esta pequeña alteración al orden en el Parlamento resultó golpeada la diputada sandinista Doris García.
Cash Dash, por su lado, declaró hoy a la televisión local, que no ocupará el escaño en la Asamblea, y que la protesta de Bolaños Davis continuará.
La jefa del grupo parlamentario de la ALN, María Eugenia Sequeira, trató de intervenir en la sesión de hoy para referirse a la controversia originada por la destitución de Bolaños Davis, pero se lo impidió el presidente del Parlamento, el sandinista René Núñez, con el argumento que este asunto no estaba en agenda.
El diputado liberal Enrique Quiñónez arremetió contra Núñez por haber permitido "irresponsablemente la militarización de la Asamblea" y pidió la renuncia al líder parlamentario.
"Si hay una litis entre la Asamblea y Bolaños Davis, proceda y lleve el caso ante los tribunales de justicia si no quiere que (el diputado destituido) entre al recinto legislativo", dijo Quiñónez, presidente de la comisión de Paz, Justicia y Derechos Humanos del Parlamento.
El CSE anuló la diputación de Bolaños Davis, sobrino del ex presidente Enrique Bolaños (2002-2007), por no haber renunciado a la nacionalidad estadounidense cuatro años antes de presentar su candidatura a diputado en las elecciones generales del 5 de noviembre del año pasado.
Atribuyen venganza política
El político conservador considera que la resolución del CSE y el fallo de la CSJ no se ajusta a derecho y que se trata de una venganza política por haber denunciado una supuesta extorsión millonaria de altos dirigentes sandinistas a inversores nacionales y extranjeros a cambio de resolverles conflictos por disputas de tierras en el sur del país.
Argumenta que "la pasada de cuentas" de los que mantienen el pacto -acuerdo secreto- del año 2000, en alusión al ex presidente Arnoldo Alemán y el presidente Daniel Ortega, ha sido por defender a miles de personas despedidas de instituciones del Estado.
Bolaños Davis acepta que tenía la nacionalidad norteamericana por haber nacido en Saint Louis, Misouri, Estados Unidos, y que como no fue una ciudadanía adquirida sino que obtenida por haber nacido en territorio norteamericano, no tenía por qué renunciar a ese privilegio cuatro años antes de la fecha de los comicios de 2006.
El político conservador, aliado de liberales disidentes, renunció a la ciudadanía norteamericana pero sólo pocos meses antes de las elecciones de noviembre de 2006.