Política

España demanda una institucionalidad firme

* Vicepresidenta del gobierno español ofrece fondo para generación de energía en Nicaragua

Esteban Solís

El gobierno español delineó ayer una serie de prioridades en el contexto de la cooperación que otorga a Nicaragua, entre los que sobresalen fortalecer la capacidad de las instituciones y de la sociedad civil, la consolidación del Estado de Derecho y la mejora de la calidad democrática.
La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, aseguró que solamente cumpliendo con esos compromisos, Nicaragua podría luchar con eficacia y determinación para erradicar la pobreza y promocionar el desarrollo económico, social y político del país.
Durante un encuentro entre el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta primera de España, María Teresa Fernández de la Vega, el jefe de Estado nicaragüense informó que el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, condonó a este país centroamericano una deuda de 26.4 millones de euros, alrededor de 30 millones de dólares.
Apoyo a generación de energía
La vicepresidenta informó que al margen de las negociaciones entre el gobierno de Nicaragua y Unión Fenosa, España aportará un fondo de diez millones de euros para fortalecer la generación de energía eléctrica y otro proyecto para el transporte público de Managua.
Por su parte, la Secretaria Pajín remarcó que la cooperación española buscaba articular cinco ejes fundamentales: la gobernabilidad democrática, la participación de la ciudadanía, el desarrollo institucional, la cobertura de las necesidades sociales básicas y la protección del medio ambiente.
La secretaria española de Cooperación Internacional dijo también que sin igualdad de género no puede haber desarrollo, como tampoco respeto a los derechos humanos y la diversidad cultural.
Los convenios
En el contexto de la visita de la vicepresidenta Fernández de la Vega se firmaron dos convenios de cooperación; el primero de ellos es sobre la séptima comisión mixta que incluye el enfoque sectorial, apoyo presupuestario y fondos globales.
El segundo bloque de ayuda tiene que ver con la participación de España como socio para el desarrollo en el Fondo del sector Salud, Fonsalud, que representa un compromiso del gobierno español para fortalecer la atención sanitaria nicaragüense.
Informó que éste y el próximo año, España aportará 4 millones de euros al Fonsalud para ejecutar las actividades previstas en el plan quinquenal de salud.
El vicepresidente Jaime Morales acompañó al presidente Ortega durante todo el evento.
De la Vega y Pajín reafirmaron que España mantiene firme su compromiso con Nicaragua, país al que han definido como prioritario en la cooperación, “fruto del sentimiento profundo de solidaridad que el pueblo español ha sentido por el pueblo de Nicaragua”.