Política

Gobierno urge medios aéreos y navales veloces


Esteban Solís

Enviado Especial
COMALAPA, Boaco
El presidente Daniel Ortega y el comandante en jefe del Ejército, general Omar Halleslevens, reiteraron en este municipio que Nicaragua requiere de medios aéreos rápidos y defensivos para patrullar las fronteras, combatir el narcotráfico y proteger lo que queda de los recursos boscosos. Ambos coincidieron en el municipio de Comalapa, en donde brigadas de la defensa civil, la comuna de la localidad y estudiantes, durante 27 días limpiaron el embalse de Roca Morena sobre el río Cakla, que abastece de agua a los casi 30 mil camoapeños, y cuyo manto estaba cubierto en un 85 por ciento por la “lechugilla”, una planta que se multiplica rápidamente y que ya tenía contaminado el líquido.
En el evento, el jefe de Estado reiteró que Nicaragua requiere no solamente helicópteros y aviones de desplazamiento rápido, sino también de al menos una docena de lanchas patrulleras para proteger los recursos del mar y combatir el narcotráfico en aguas territoriales.
Pide ayuda a Taiwan
Ortega, que durante sus últimas comparecencias ha enfatizado en la urgencia de reforestar el país, aprovechó la presencia del embajador de Taiwan, Ming Ta Hung, para solicitarle ayuda en ese ámbito. También ha instado a la juventud nicaragüense a que asuma el reto de sembrar árboles y de luchar contra la contaminación de las fuentes de agua.
Por su parte, el general Halleslevens informó que se requieren entre cuatro y seis helicópteros rápidos y dos aviones de intercepción para patrullar las fronteras, combatir el narcotráfico y proteger los recursos naturales. Cada aeronave, según estimaciones del jefe militar, tiene un costo de cinco millones de dólares.
Halleslevens dejó claro que la fuerza aérea no se está deshaciendo de los helicópteros rusos MI-17, que a pesar de que tienen muchos años de uso, siguen activos, aunque por su tamaño y gran consumo de combustible --una hora de vuelo cuesta dos mil dólares-- no son adecuados para las labores de patrullaje fronterizo y protección de los recursos naturales.
Recordó que en el país hay 76 áreas protegidas, algunas de ellas muy grandes en cuanto a dimensiones del terreno, como la de Bosawás y la de Indio Maíz, sobre las cuales existe mucha presión y hay que cuidarlas.