Política

No habrá canal húmedo por el Lago Cocibolca

* Pero Inafor cuenta con un presupuesto de 137 millones de córdobas

Esteban Solís

El Lago de Nicaragua es “sagrado” y no será utilizado para ningún megaproyecto de canal húmedo, dijo anoche el presidente Daniel Ortega mientras se plantea la urgencia de una
política de Estado de ordenamiento territorial y forestal, o dentro de 50 años, Nicaragua se convertirá en un desierto.
Datos escalofriantes señalan que desde 1983 al año 2000 se deforestaron 70 mil hectáreas por año, y en la actualidad solamente queda proteger un poco menos de 3 millones 500 mil hectáreas de bosques.
Incluso, el mandatario no descartó la idea, ante la urgencia del caso, de la creación de una ley que comprometa a los inversionistas a presentar planes de reforestación. Ortega precisó que el Lago Cocibolca es la principal fuente de agua de los nicaragüenses y ni por todo “el oro del mundo” su gobierno va a permitir que sea afectado por la construcción de ese canal interoceánico.
Inafor reforestará 60 mil hectáreas
Por su parte, el director del Instituto Nacional Forestal (Inafor), William Shawrtz, informó en el marco de la presentación de los objetivos de esa institución para los próximos cinco años, metas un tanto modestas pero realistas, que reforestarán unas 60 mil hectáreas y revertirán la tendencia del despale de 70 mil hectáreas anuales a unas 40 mil.
No pasó por alto el grado de corrupción que encontró en la institución y el saqueo de algunas dependencias, como el Centro de Mejoramiento Genético de Semillas, ubicado en las inmediaciones de la ciudad de León.
Según el funcionario, en 1950 apenas el siete por ciento del territorio nacional estaba dedicado a las actividades agropecuarias, sin embargo, a la fecha, ese porcentaje subió al 36 por ciento, en detrimento de los bosques e incrementando la frontera agrícola, cuya práctica no es amigable con el medio ambiente.
¿Podrá Inafor con poco presupuesto?
¿Para qué una política de Estado sobre la materia? “Para asumir y regular la forma en que se van a hacer las distintas actividades económicas en este país, de ahí la necesidad de la aprobación de la Ley de Ordenamiento Territorial, que es la que nos va a decir para qué son buenas y aprovechables las tierras”, dijo Shawrtz.
A pesar de que el Inafor cuenta apenas con el 0.37 por ciento del Presupuesto General de la República (unos 137 millones de córdobas), considera que es viable impulsar estos planes que deben ser concertados con las comunidades y las autoridades locales, con el apoyo de la comunidad internacional y la voluntad de los ciudadanos.
“El Estado está en un proceso de ordenamiento y esa política de ordenamiento territorial tiene que darse”, dijo el funcionario.