Política

Diputados cuestionan medidas de austeridad

* Ordenan centralización de la correspondencia y fotocopias de documentos en el Parlamento * Tercer secretario califica de “represión” la medida, y dice que va en contra de la confidencialidad entre los diputados

Ary Pantoja

Los diputados de la Asamblea Nacional continúan cuestionando la forma en que el presidente del Poder Legislativo, René Núñez, ordenó la reducción de la cuota de combustible para los legisladores, sin embargo, Núñez aclaró que no se trata de una merma, sino que, producto del aumento en el precio, ahora cada diputado compra menos combustible con la misma asignación presupuestaria para ese rubro.
Según el titular del Parlamento, se mantendrá el mismo gasto de combustible, y si alguno de los diputados quiere más, tendrá que utilizar dinero de su salario para ese rubro.
El presidente de la Comisión Económica del Legislativo, Francisco Aguirre, respaldó la medida ordenada por Núñez, pero cuestionó la manera “unilateral” del presidente del Parlamento para ordenar la reducción.
A juicio de Aguirre, Núñez debió consultar con los otros seis miembros de la directiva la decisión antes de ejecutarla.
“Asesores” a revisión
Entre las nuevas medidas de ahorro, Núñez dijo que revisarán el número de asesores con que cuenta actualmente la Asamblea Nacional, no obstante, señaló que esa “revisión” se hará una vez que concluya la auditoría que se realiza a las finanzas del Parlamento.
El titular del Legislativo evitó hablar de despidos de asesores e insistió en que las nuevas medidas de ahorro se harán después de la auditoría.
Nueva disposición “represiva”
Ayer el tercer secretario del Parlamento, Javier Vallejo, reaccionó molesto a la última disposición ordenada por Núñez en el sentido de centralizar el servicio de mensajería interna y externa del Parlamento.
Conforme a un memorando interno enviado por el Director Administrativo de la Asamblea Nacional, Ramón Cabrales, a los jefes de bancada, presidentes de comisiones, directores generales y miembros de
la Junta Directiva, a partir del próximo lunes 14 de mayo, ninguna dependencia podrá enviar o recibir unilateralmente su correspondencia.
Por disposición del Presidente del Parlamento se creó una oficina central de correspondencia, de tal manera que los mensajeros pasarán por cada oficina retirando y dejando la documentación interna y externa. De igual forma, los mensajeros recogerán la correspondencia que cada dependencia desee enviar a otras oficinas de la Asamblea o al exterior de la misma.
Para el servicio de fotocopias de documentos se aplicará el mismo procedimiento. Vallejo rechazó la media calificándola de “represiva y violatoria de la confidencialidad” que debe existir entre los diputados, tomando en cuenta la diversidad de criterios políticos que existe en el Parlamento. Vallejo no ve ningún tipo de ahorro de recursos en esta nueva medida.