Política

“No hay éxodo de nicas”

* Cónsul Martínez rechaza declaraciones de Nora Sándigo

Esteban Solís

El cónsul de Nicaragua en Miami, Luis Martínez, negó este lunes que a raíz del triunfo del FSLN en noviembre pasado haya crecido el número de emigrantes hacia los Estados Unidos, como asegura la presidenta de la organización La Fraternidad Nicaragüense, Nora Sándigo, atribuyendo esas declaraciones a que ella recibe dinero del gobierno norteamericano y trata de justificar esos ingresos.
Martínez dijo a END que Sándigo politiza el hambre de los nicaragüenses porque el fenómeno de la inmigración aumentó en los últimos 16 años de gobiernos neoliberales y no es exclusivo de Nicaragua.
“Puedo mostrarles datos de que la situación de los inmigrantes desde noviembre a la fecha ha disminuido, a diario llegan al consulado muchos nicaragüenses a hacer sus trámites de menaje para regresar a trabajar e invertir en su patria”, dijo Martínez.
En ese sentido llamó a la presidenta de la Fraternidad Nicaragüense a que sea responsable en sus declaraciones, porque de mantener esos ingresos que recibe del gobierno de los Estados Unidos, que lo haga de otra manera, pero no a costa del hambre de los nicaragüenses, porque también le hace daño al país y ahuyenta la inversión.
Martínez, que hace un mes asumió el consulado de Miami, acusó a Sándigo de practicar políticas del pasado. “Sus declaraciones son absurdas, ilógicas y mentirosas”, dijo categóricamente el cónsul.

Fenómeno es al contrario
Sándigo dijo a END que se había cuadruplicado la cantidad de nicaragüenses. “Nosotros lo palpamos, lo sentimos”, dijo, y afirmó que podría ser el nuevo éxodo de nicaragüenses al exterior.
El cónsul Martínez informó que hasta jubilados nicaragüenses y norteamericanos se han acercado a sus oficinas en Miami interesados, los primeros, en pasar el resto de sus vidas en su país de origen, y los segundos, entusiasmados con la idea de que este país es un destino turístico.
“Es ridículo pensar que ha crecido la inmigración desde que ganó el presidente Daniel Ortega. En los últimos 16 años el fenómeno del éxodo no es particular de Nicaragua, es de toda Latinoamérica”, remarcó el cónsul.