Política

A discusión polémica Ley de Costas

* “Propietarios” de zonas costeras no podrán impedir el libre acceso de la población a las playas * Se establecen 250 metros de playa para uso público y dominio del Estado nicaragüense

Ary Pantoja

El Estado de Nicaragua será el dueño absoluto de las zonas costeras del país, por lo que serán de uso público y sin ningún tipo de restricción si los diputados logran aprobar la polémica Ley de Zonas Costeras, en cuyo artículo 4 se establece una distancia de 250 metros de costas para uso público.
La Junta Directiva de la Asamblea Nacional incluyó en la agenda de esta semana la discusión de la ley, con el fin de definir el uso y manejo de las costas nicaragüenses, sobre todo en lo referente a que ningún particular podrá prohibir el acceso de la población a las playas argumentando ser propietario de las mismas.
El artículo uno de la Ley establece que “la soberanía, jurisdicción y derechos, que de conformidad con la Constitución Política de la República de Nicaragua y en concordancia con las leyes de la República, corresponden al Estado sobre las costas o riberas y zonas costeras de islas, cayos y bancos adyacentes que forman parte del territorio nacional”.
De igual manera, el artículo 4 en su literal a) señala que las zonas costeras mencionadas en el artículo uno serán consideradas como “bienes de dominio público”.
El límite costero deberá comprenderse “dentro de los doscientos cincuenta metros de la línea de pleamar o álveo respectivamente, son bienes del dominio público del Estado y, por consiguiente, están destinadas para el uso y disfrute de toda la población, sin más restricciones que aquellas que impongan las leyes, reglamentos y disposiciones administrativas”.

Habrá excepciones
Sin embargo, el literal b) del artículo 4 establece excepciones al dominio público. Se exceptúa el dominio público del Estado en “las costas y zonas costeras inmediatas o colindantes con inmuebles que son de propiedad particular por tener título de dominio legalmente inscrito con anterioridad a la promulgación de esta Ley”.
“No obstante a lo antes dispuesto, los propietarios de estos fundos o inmuebles no podrán impedir el acceso a particulares a las costas o riberas de dominio público colindante, ni utilizar éstas en forma exclusiva, ni gravarlas o disponer de ellas en forma alguna”, agrega el literal b).

Otras leyes polémicas
Esta semana, también se espera que los diputados comiencen la discusión de otras dos leyes igual de polémicas, como son la Ley General de Aguas y la Ley de Acceso a la Información Pública. Ambas leyes están incluidas en la agenda parlamentaria.
Los legisladores continuarán también con la discusión y aprobación del nuevo Código Penal, y una de las mociones que destaca es el endurecimiento de las penas carcelarias para aquellas personas que, conduciendo en estado de ebriedad o bajo los efectos de cualquier tipo de droga, maten o lesionen a terceros en accidentes de tránsito.