Política

Ambiciosas proyecciones

* ALBA hace soñar al Presidente, que sigue improvisando grandes proyectos * Ahora habla de “grannacionales” para enfrentar a las transnacionales

Esteban Solís

El Gobierno se ha planteado el reto de desarrollar y hacer crecer el turismo a un ritmo anual del tres por ciento con ingresos a partir de 2007 de unos 400 millones de dólares. En el marco de la visión estratégica de ese rubro 2007-2011, la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) jugará un papel preponderante, según lo ha anunciado anoche por el presidente Daniel Ortega.
Por su parte, el titular del Intur, Mario Salinas, adelantó que las perspectivas de desarrollo en ese campo son excelentes. Se ha adelantado que el próximo cuatro de julio se inaugurará el vuelo directo Managua-México y viceversa de Aeroméxico, con cuatro frecuencias semanales.
Ortega destacó el enorme potencial turístico de Nicaragua tras informar que el ALBA representa una gran oportunidad para vender al país como destino turístico. En ese sentido dijo que hay conversaciones con Cuba, Venezuela, Brasil y Bolivia para crear empresas aéreas, navieras y de otra índole para desarrollar el mercado turístico.
“Frente a las transnacionales hemos hablado recientemente en Caracas de crear las ‘grannacionales’, de empresas del ALBA”, dijo el mandatario, para quien es viable el nacimiento de empresas aéreas, por ejemplo, que vuelen hacia estos destinos.
Pero las expectativas turísticas de Nicaragua cruzan los océanos como los vuelos y los cruceros, pues el presidente tiene la visión de que hay que explorar esas posibilidades en Europa, Oriente Medio, Rusia, Irán, así como en los antiguos países del este europeo que se aglutinaban alrededor de la ya desaparecida Unión Soviética.
Ortega no ha dejado a un lado el mercado turístico de los Estados Unidos, y hasta planteó la posibilidad de que haya vuelos chárter para que no solamente visiten estas tierras los norteamericanos, sino también miles de nicaragüenses residentes allá, ya que muchos de ellos ni siquiera conocen su país de origen.

Nuevo puerto
También se ha presentado un plan específico para desarrollar el potencial turístico del Caribe. Durante la presentación del plan, el titular de la Empresa de Puertos, Virgilio Silva, informó sobre la posibilidad de una inversión de 300 millones de dólares para la construcción de un puerto en Monkey Point, en la Región Autónoma del Atlántico Sur. Inversionistas venezolanos están interesados en el megaproyecto.
El jefe de Estado llamó la atención al señalar que seguir invirtiendo a mediano y largo plazo en el Aeropuerto Internacional Sandino es un atentado debido a que presenta fallas sísmicas y porque está ubicado dentro de la ciudad capital, y en cuyos alrededores se ha visto un incremento sustancial de viviendas, y por ende de habitantes.

Piensan en Punta Huete
En ese contexto, dijo que una alternativa a esa pista es el aeropuerto de Punta Huete, detrás de San Francisco Libre, cuya infraestructura es de concreto y presenta las mejores oportunidades en cuanto a seguridad para el aterrizaje de aeronaves. Obviamente, habrá que hacer una inversión millonaria. No descartó que en un futuro próximo se ubique allí el nuevo aeropuerto internacional de Nicaragua.
Incluso, dijo que una empresa del ALBA podría hacerse responsable de la construcción de esa terminal aérea. Se informó también de una serie de proyectos para incrementar la infraestructura turística en el Pacífico para ubicar a Nicaragua, en el corto plazo a la par de los países del área. Al menos, esas son las intenciones de ese ambicioso proyecto de desarrollo turístico.