Política

Fiscal de acuerdo con reformar Ley Antidrogas

* Pequeños distribuidores son víctimas, opina

Sergio Aguirre

El Fiscal General de la República, Julio Centeno, está de acuerdo con la iniciativa de algunos diputados de la Asamblea Nacional de reformar la Ley Antidrogas (Ley 285), para minimizar las penas a aquellas personas que se les incaute mínimas cantidades de droga, ya que a su criterio, ellas pasan a ser víctimas de comercializadores de estupefacientes.
También dijo satisfacerle elevar las penas a los traficantes y a quienes les ayudan en la elaboración, preparación y comercialización de la droga, subrayando que contra esos sí hay que ser duros.
Hay que ser duro con los grandes
“A veces por pasarse por una mínima cantidad de lo que está estipulado por la ley para una pena menor el correctivo asciende a calificativo de terrible, incluso al término de llamarlo traficante. Es por eso que todas esas escalas hay que delimitarlas y determinarlas bien, ya que con quien se debe ser duro es con el traficante, con el que gana grandes sumas de dinero a expensas de personas víctimas del desempleo y de su debilidad ante las drogas”, precisó.
Centeno insistió en que se debe tratar duro a los empresarios traficantes, pero no hay que ensañarse con las víctimas de los barrios y asentamientos, así como los enfermos producto del consumo de la droga, quienes afirmó no sólo ameritan una pena moderada, sino que la debida atención de los organismos del Estado, como el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación, entre otros.