Política

Ortega clama por democratizar a la ONU

* Recibe a viceprimer ministro, canciller y nuevo embajador de Laos * Sólo retórica ofrece a los maestros

Esteban Solís

El presidente Daniel Ortega se pronunció este viernes a favor de la democratización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para terminar con la hegemonía que sobre ella ejercen cuatro o cinco países desarrollados y que se respete la voluntad y la opinión de todos los países.
En ese sentido anunció que hay que seguir trabajando por la unidad de los países latinoamericanos y caribeños, asiáticos y africanos, todos en vías de desarrollo, para “hacer un frente de lucha común” que nos permita salir del atraso, de la miseria y de la pobreza.
Ortega hizo estos comentarios tras recibir la visita del viceprimer ministro y titular de Relaciones Exteriores de Laos, Thongloun Sisoulith, y las cartas credenciales del embajador de ese país del sudeste asiático, Phouangkeo Langsy, acción que marca el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países. En la década de los años 80, Nicaragua y Laos mantuvieron lazos diplomáticos.
Unidad imprescindible
El mandatario nicaragüense aseguró que los pueblos latinoamericanos y caribeños estaban viviendo momentos extraordinarios porque estaban caminando hacia la unidad que se vuelve “imprescindible” para poder enfrentar los retos que impone el nuevo orden económico y social.
El presidente Ortega confirmó que este fin de semana participará en la reunión de jefes de Estado en Venezuela en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). A ese encuentro, que se desarrollará en la localidad de Barquisimeto, asistirán los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega; Venezuela, Hugo Chávez; el vicepresidente de Cuba, Carlos Lage, y el primer ministro de Haití, René Preval, entre otros.
Restablecerán más embajadas
Sobre el restablecimiento de las relaciones con Laos, el presidente dijo que van a fortalecer esos lazos en todos los ámbitos, para defender el derecho al trabajo de los dos pueblos, a la educación, la salud, la cultura y el deporte.
El presidente dejó entrever que Nicaragua restablecerá las relaciones diplomáticas con los países de la península de Indochina, entre ellos Camboya, Vietnam y Laos, y que hoy mantienen buenas relaciones con los Estados Unidos tras años de enfrentamientos.
Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores laosiano se declaró satisfecho de su encuentro con el presidente y en la misma dirección abogó por el fortalecimiento de las relaciones de ambos países. Anuncia que buscará reunirse con los poderes del Estado.

Nada claro para maestros
El presidente dijo una vez más que tratarán de dar una respuesta salarial no solamente a los maestros, sino a otros sectores sociales como los trabajadores de la salud, e incluyó a los soldados del ejército. Las recaudaciones de impuestos pueden ser una fuente de recursos, sin embargo, todavía analizan las posibilidades.
Informó que el gobierno no tiene una posición oficial alrededor del salario mínimo, tras aclarar que el Ministerio del Trabajo participa como una instancia facilitadora porque el gobierno no es el empleador de los trabajadores del sector privado. No obstante, dijo que sería ideal que se acordara un reajuste salarial del 25 por ciento, como lo proponen los trabajadores.