Política

Quiñónez con ALN

* Bonilla confirma que fue un acto conjunto entre ALN y PLC

Ary Pantoja

Las contradicciones entre los liberales se agudizaron este fin de semana a causa de la participación del directivo del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) Enrique Quiñónez en un acto político partidario realizado en Ciudad Darío por la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), que lidera Eduardo Montealegre.
En el acto, encaminado a lograr la unidad de los liberales con vista a las elecciones municipales del próximo año, participaron también los alcaldes de los municipios de La Trinidad, Luis Jarquín, y Ciudad Darío, Brownley Alvarado, ambos distanciados del presidente honorario del PLC, Arnoldo Alemán, aunque éste negó esta información.
No obstante, esta situación no incomodó a Alemán, quien a su regreso de Jinotega dijo anoche que “el proceso de unidad liberal no es un proyecto personal, sino de instituciones políticas como el PLC”, en clara alusión a que las acciones de Montealegre y compañía son de carácter personal.

Alemán no avalará a Quiñónez
Según Alemán, Quiñónez no se ha pasado a la ALN, sin embargo, fue tajante al decir que la dirigencia del PLC no avalará ningún tipo de acuerdo al que llegue Quiñónez con los dirigentes de ALN, pues, insistió, “la unidad liberal no es un proyecto de personas, sino de instituciones”.

Bonilla confirma
Mientras tanto, la diputada de ALN Jamileth Bonilla reconoció que la actividad del domingo en Ciudad Darío fue acordada entre ALN y estructuras municipales de este partido en conjunto con las estructuras del PLC, con el fin de ir construyendo la unidad “de abajo, hacia arriba”.
Según Bonilla, en la reunión partidaria se establecieron algunas alternativas para las elecciones municipales, entre ellas, someter a elecciones primarias a todos los precandidatos a alcaldes de los municipios, tanto de ALN como del PLC, y que el que obtenga la mayor cantidad de votos sea el candidato oficial a alcalde de ambos partidos.
De igual manera, dijo Bonilla, que el precandidato que obtenga el segundo lugar sea el candidato a vicealcalde.

Alemán: “No es momento de elecciones”
La otra posibilidad, explicó, es que en aquellos municipios donde la ALN obtuvo mayor cantidad de votos durante las pasadas elecciones presidenciales, el candidato a alcalde sea de esta agrupación política y el aspirante a vicealcalde sea del PLC y viceversa.
Bonilla aclaró que de momento no se ha firmado ningún tipo de acuerdo y que solamente se están presentando ideas de cómo encaminar la unidad liberal con miras a los comicios municipales de 2008.
Ambas posibilidades fueron rechazadas por Arnoldo Alemán, argumentando que no es momento de estar hablando de candidaturas ni de repartición de cargos.