Política

Comisión de Reconciliación sin presupuesto ni secretario

* Cree que trabajarán en oficinas del Conpes

Ary Pantoja

La Comisión de Reconciliación y Paz creada por el Gobierno aún no entra a funcionar plenamente por falta de presupuesto, un secretario ejecutivo que aún no nombran y la legalización de la misma a través de su publicación en La Gaceta, Diario Oficial.
El cardenal Miguel Obando y Bravo, coordinador de la Comisión, confirmó ayer que la falta de un presupuesto y la ausencia -–porque aún no lo nombran-- de un secretario ejecutivo, son los principales obstáculos por los que aún no se comienza a trabajar.
“La Comisión no está funcionando porque (su creación) tiene que aparecer publicada en La Gaceta (porque) hay estatutos nuevos y el presidente (Daniel Ortega) tiene que nombrar al secretario ejecutivo que juega un papel importante; quizás, una vez que se publique y se nombre al secretario ejecutivo, veremos si es posible trabajar”, explicó Obando.
De momento, dijo Obando, se prevé que el secretario ejecutivo estará ubicado en la sede del Consejo Nacional de Planificación Económica y Social, Conpes.

Falta presupuesto
Recordó que la Comisión es una continuación de los acuerdos de desmovilización de los miembros de la Resistencia Nicaragüense, y tratarán de darle respuesta a las demandas que quedaron pendientes desde su desarme en los años 90.
“Esta Comisión de Reconciliación es una continuación del trabajo que realizamos en los tiempos de guerra, cuando se le prometió a esta gente (de la Contra) cumplir con ciertos acuerdos, la Comisión tendrá que ver si es posible con esos acuerdos, y para eso también se necesitan requerimientos económicos (presupuesto), si no, nos quedaríamos en buena voluntad”, explicó Obando.
Obando espera que el presidente Ortega tenga no sólo la voluntad política, sino también los recursos financieros necesarios para cumplir con esos acuerdos. “Para poder cumplir tiene que haber recursos, si no, nos quedamos sólo con el buen deseo”, reiteró.
Pese a la falta de presupuesto, Obando aclaró que se comprometió a no manejar dinero, y que los recursos gubernamentales serán canalizados a través de los ministerios o instituciones involucrados conforme a los programas o proyectos de asistencia a los desmovilizados.
Las declaraciones de Obando tuvieron lugar luego de recibir a una comitiva de la denominada Asociación Cumplidores de la Paz, que aglutina a profesionales y técnicos desmovilizados del Servicio Militar Patriótico (SMP) y que combatieron a la Resistencia Nicaragüense.
Los integrantes de la Asociación dijeron que apoyarán el trabajo que realice la Comisión de Reconciliación “sin distingos de ningún tipo”.