Política

Aborto terapéutico es “papa caliente en Asamblea Nacional”

* Presidente de Comisión de Justicia defenderá la penalización * Contrariamente un ex magistrado tico cataloga de “error” la penalización de esa figura

Ary Pantoja

Los diputados de la Asamblea Nacional postergaron nuevamente debatir el tema del aborto terapéutico en el Código Penal; mientras tanto, el ex magistrado judicial de Costa Rica, Mario Houed, deploró el “retroceso” que experimentó Nicaragua al penalizar esa figura jurídica.
La aprobación del nuevo Código Penal será retomada la próxima semana en el plenario del Parlamento; sin embargo, el presidente de la Comisión de Justicia, José Pallais, dijo que el capítulo en el que se incluye la penalización del aborto terapéutico quedará pendiente para agosto próximo.
“Por acuerdo de las bancadas, este capítulo se trasladó hasta el final (de la discusión) para dar oportunidad a un amplio proceso de consultas en que puedan expresarse los diferentes sectores como los médicos y la Iglesia (Católica)”, dijo Pallais, evadiendo la responsabilidad que tienen los diputados de respetar el principio constitucional que establece que el Estado es laico.
Dualidad legislativa
Pallais reiteró su posición “a favor de la vida del no nacido”, es decir, que se mantenga la penalización del aborto terapéutico aprobado en la Asamblea Nacional en escenario eminentemente político, porque se avecinaba la campaña electoral de las pasadas elecciones presidenciales.
“Hay mucha preocupación por el aborto criminal; aunque también hay preocupación por proteger la vida de la mujer. Hay muchos diputados que consideran importante que si existen razones médicas justificadas en algún caso que se requiera salvar la vida de una mujer, debe contemplarse el aborto terapéutico”, explicó.
Pallais rechazó la práctica del aborto terapéutico en una menor de edad como resultado de una violación, aunque los padres de la adolescente se opongan a que nazca la criatura. A esta situación, el diputado liberal puso como solución ceder en adopción al recién nacido.
“Se estaría protegiendo el derecho de la niña violada y sacrificando la vida que también es inocente, porque estarías castigando en el producto (el niño), la conducta del violador. Al violador claramente hay que sancionarlo y con penas altas, pero el niño, ¿qué culpa tiene?, yo no apoyaría este criterio”, señaló Pallais.
Penalización: “Un error”
Para el ex magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema Justicia de Costa Rica, Mario Houed Vega, la penalización del aborto terapéutico en Nicaragua constituye un retroceso de la legislación moderna, no sólo en el país, sino también en América Latina.
“Me parece que fue un error haber penalizado el aborto terapéutico, porque hay situaciones en las que está de por medio la vida de la mujer y es muy grave no permitirles a los facultativos médicos practicar un aborto terapéutico para evitar la muerte de una mujer”, dijo Houed.
A consideración del experto tico, la penalización de esta figura sólo alentará el aborto clandestino, y señaló que Nicaragua está a tiempo de corregir ese error con la aprobación del nuevo Código Penal.
Separar aborto de violaciones
Hoved observó que en otros países de América Latina se ha separado la figura del aborto terapéutico con la del aborto por violación contra menores de edad.
“Habría que discutir hasta dónde se puede hacer una reforma para establecer en un artículo independiente la despenalización del aborto por violación a menores de edad; el problema es que ahora Nicaragua ni siquiera tiene despenalizado el aborto terapéutico”, recomendó Houed.