Política

Endurecerán penas contra conductores borrachos

* Pedirán modificar el homicidio culposo por homicidio doloso, e imponer 10 años de presidio al conductor ebrio o drogado que mate a alguien

Ary Pantoja

Los diputados de la Asamblea Nacional podrían modificar el tipo de delito y las penas a aplicar a aquellas personas que, conduciendo bajo los efectos del alcohol o cualquier otro tipo de droga, provoquen la muerte a terceros en accidentes de tránsito.
El Código Penal vigente establece que el homicidio culposo se da cuando producto de un accidente de tránsito resulta muerto uno de los implicados. Para este delito la pena mínima es de un año de prisión y la máxima de tres; sin embargo, la legislación no hace ninguna diferencia en que si al momento del accidente el responsable de esa muerte conduce en estado de ebriedad o no.
El primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, promoverá una moción para modificar el tipo delictivo y establecerlo como homicidio con dolo eventual cuando un conductor en estado de ebriedad o bajo los efectos de cualquier tipo de droga mate a una persona, además propondrá que se incremente la sanción a diez años de presidio y que el acusado no tenga derecho al arresto domiciliar mientras enfrenta el proceso judicial.
Duros contra ebrios o drogados
La moción de Navarro va más allá, pues también pretende modificar las sanciones para quienes sean detenidos conduciendo con aliento alcohólico, ebrios o drogados.
Los castigos van de tres a seis meses de prisión y una multa adicional de diez mil córdobas, más la suspensión de la licencia de conducir por seis meses.
Ambas modificaciones se aplicarán por igual a los menores de edad que conduzcan en estado de ebriedad o provoquen la muerte cuando se vean involucrados en un accidente de tránsito.
En el caso de los menores
Navarro aclaró, sin embargo, que el menor de edad será enjuiciado conforme al Código de la Niñez y la Adolescencia, pero sus padres serán responsables directos y por tanto procesados conforme al Código Penal.
Las modificaciones serán propuestas por Navarro la próxima semana y dijo que se hace necesario endurecer las sanciones penales contra los conductores ebrios o drogados en vista de las estadísticas de muertes por accidentes de tránsito presentadas por las autoridades durante la recién concluida Semana Santa.
La muerte del periodista Padilla
Navarro recordó también la muerte del periodista Julio César Padilla, víctima de un conductor ebrio que goza de arresto domiciliar mientras enfrenta el juicio.
El primer secretario del Parlamento no duda que sus mociones tendrán el apoyo total de los diputados de todas las bancadas.
Este último caso causó mucha conmoción debido a que el joven periodista regresaba de una actividad social, totalmente sobrio, y se encontró con un irresponsable conductor que lo embistió con su vehículo y luego huyó.
Para colmo, el victimario ha tenido, aún no se sabe por qué razones, el privilegio del arresto domiciliar y no han escuchado el clamor de la viuda del joven periodista.