Política

Diputado Jarquín critica secretismo

* Hacer públicas las declaraciones de probidad es lo más polémico entre los miembros de su grupo parlamentario, dice * Optimista anuncia que Ley podría aprobarse en dos meses, pero no se sabe si saldrá con artículos que censuran el libre ejercicio del periodismo

El diputado aliado del FSLN, Agustín Jarquín, declaró ayer ante estudiantes de Comunicación Social de la Universidad Centroamericana que en la bancada a la cual pertenece hay coincidencias acerca de la importancia de la Ley de Acceso a la Información Pública, pero criterios encontrados sobre si las declaraciones de probidad deban o no ser públicas, más sobre el aspecto de la situación económica del funcionario.
Este tema, más otras mociones introducidas en el último mes a la Ley, como el hecho de que los diputados pretenden legislar sobre cómo hacer periodismo, son los tópicos más polémicos y que ayer fueron objeto de un foro entre estudiantes, docentes y el licenciado Orestes Papi, funcionario de la Fundación Violeta Chamorro.
Jarquín, quien llegó tarde al foro de dos horas, dijo que “si a alguien le incomoda que su declaración de probidad sea pública y que el pueblo conozca lo que tiene en recursos económicos, que se retire de la función pública”, porque su actitud es incompatible con sus responsabilidades de servicio público.
Temor a que conozcan lo que tienen
El diputado aliado del FSLN dejó entrever que la traba en la Ley está en lo de la declaración de probidad, fundamentalmente, actitud que no escapa de la voluntad de algunos diputados de su alianza, si nos atenemos a declaraciones anteriores.
Aunque anunció que su bancada conocerá de las mociones presentadas en el seno de la Comisión de Justicia sobre la Ley de Acceso, la verdad es que en la misma comisión hay diputados sandinistas.
Hace algunas semanas, el presidente de dicha comisión, el diputado PLC José Pallais, admitió que las mociones presentadas, particularmente once de las 23 más polémicas, no estaban firmadas por sus autores, lo que deja entrever una deliberada acción contra la libertad de expresión.
“No estoy de acuerdo con secretismo”
El diputado Agustín Jarquín dijo que no comparte el secretismo informativo que se mantiene en el Estado, y aunque se cuidó de no criticar frontalmente al gobierno ante las preguntas de los presentes, sí justificó el hecho al decir que “en Nicaragua existe una cultura de secretismo, desde el Estado” y que, por lo tanto, aunque cree que la Ley se apruebe en dos meses a más tardar, será de difícil aplicación.
El diputado socialcristiano admitió que existe un déficit informativo, razón por la cual en algunos sectores se convierte en desconfianza al no tener la suficiente información.
“Yo no estoy de acuerdo con eso”, dijo, y comentó que ayer mismo le hizo saber a un dirigente del FSLN el “pésimo manejo que se ha hecho con el tema de la educación”, entre otras razones, por la falta de información.