Política

Morales Carazo en Campeche


Redacción Central
Los presidentes de Centroamérica y México, y Colombia, que participa como observador, inician hoy en Campeche, sureste de México, la cumbre extraordinaria del Plan Puebla Panamá (PPP), donde analizarán las propuestas de fortalecimiento del proyecto promovido por el ex presidente mexicano Vicente Fox.
Nicaragua estará representada por el Vicepresidente, Jaime Morales Carazo. En días pasados, el presidente Daniel Ortega cuestionó la presencia de Colombia en la cumbre, de quien dijo “se ha puesto a hacer política con gobernantes hondureños y costarricenses para hacer alianzas con ellos y tratar de despojarnos de territorio nicaragüense”.
Han confirmado su participación en la cumbre los presidentes de Costa Rica, Óscar Arias; Guatemala, Óscar Berger; El Salvador, Antonio Saca; y Colombia, Álvaro Uribe.
Además de las representaciones de los países de Centroamérica, nueve entidades del sur-sureste de México, Campeche, Chiapas, Guerrero, Quintana Roo, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán, estarán presentes en la Cumbre.

Diversos proyectos
El PPP fue lanzado el 15 de junio de 2001 con el fin de lograr un desarrollo equilibrado en la región mesoamericana. Según sus precursores, beneficiará a 36 millones de personas, el 56 por ciento del total de 64 millones de personas de la región Puebla-Panamá, informa el semanario La Tribuna de Campeche, México.
El Plan Puebla Panamá en la actualidad tiene una cartera de 98 proyectos, seis de los cuales ya están ejecutados, 51 están en ejecución y 41 en gestión de financiamiento. Hasta marzo de este año la inversión estaba estimada en 8,048.55 millones de dólares.

El lanzamiento de Calderón
Con un estilo austero y pese a haber señalado expresamente que en la agenda exterior mexicana la relación con Estados Unidos figura como prioridad, Calderón busca con esta cumbre extraordinaria recuperar el liderazgo de México en la región latinoamericana.
Uno de los temas centrales de este cónclave, que concluye el martes, será la ubicación de una refinería centroamericana, proyecto también lanzado por México y que busca la construcción de un complejo petrolero en la región con una inversión de $8,000 millones. La refinería regional tendría una capacidad de producción diaria de 360,000 barriles.
Los proyectos del PPP abarcan diversas áreas, que van desde el desarrollo de las telecomunicaciones y componentes de educación y salud hasta proyectos energéticos para prevenir desastres naturales y promover la participación de las comunidades indígenas, que se calcula en un 20% del total de la población de estos países. Entre los proyectos en ejecución está el de modernización de las aduanas y los puestos transfronterizos y otro de manejo integrado del ecosistema del Golfo de Fonseca.