Política

Alcalde sanmarqueño se defiende de acusaciones


Alberto Cano

SAN MARCOS, CARAZO
No menos de 500 sanmarqueños se dieron cita en el centro recreativo de la localidad para escuchar el informe brindado por el alcalde Salvador García Hernández, en el marco del primer cabildo informativo en el que la autoridad edilicia enumeró obras y limitaciones enfrentadas por el Gobierno Municipal.
García, que enfrentó señalamientos en las últimas semanas, calificó los cuestionamientos como parte del juego democrático, pero en forma categórica hizo notar que nada de lo que se dijo fue probado y que organismos como Ética y Transparencia han reconocido la limpieza de su gestión.
Con relación a las auditorías por parte de la Contraloría, el edil sanmarqueño hizo énfasis en que el órgano fiscalizador valoró de positivo el trabajo de su equipo, pero confirmó que funcionarios señalados de actos indebidos en el ejercicio del cargo, como el señor Manuel Romero, fueron retirados de su administración para que al final no queden dudas de que se procura hacer una gestión verdaderamente transparente.

Manos limpias y puertas abiertas
Según el alcalde, si se logra confirmar abusos de otros funcionarios, entonces se actuará con firmeza, porque su administración --asegura-- es de manos limpias y de puertas abiertas, tras reiterar que las diferencias surgidas fueron por asuntos estrictamente personales entre uno de sus exfuncionarios y una persona del pueblo.
Con relación a la ejecución presupuestaria del año pasado, García dijo que de 14 millones 5 mil córdobas, un poco más de ocho millones fueron para proyectos, entre los que destacó la pista de circunvalación sur, reparación de caminos, calles, semáforo para la ciudad, el nuevo cementerio, agua potable, energía eléctrica y otros.
El edil sanmarqueño se mostró complacido por la participación ciudadana en el cabildo y señaló que a pesar de los problemas surgidos en los que, según él, hubo personas que quisieron dañar su imagen y la de su gobierno, la manifestación espontánea de los pobladores fue una muestra que la gente lo que quiere es ver trabajando a sus autoridades antes de estar en desacuerdo.