Política

ALN advierte plan de reelección

* Eliseo Núñez denuncia intento de postergar las elecciones municipales

Esteban Solís

La Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) reiteró ayer sus conclusiones alrededor de las pretendidas reformas constitucionales, señalando que el acuerdo entre el FSLN y el PLC apunta a la reelección continua, la posposición de las elecciones municipales y la instalación de los Consejos del Poder Ciudadano en detrimento de la autoridad que emana de los legisladores y de los gobiernos locales.
El directivo de la ALN, Eliseo Núñez Morales, dijo a EL NUEVO DIARIO que la idea del presidente Daniel Ortega de instalar los Consejos del Poder Ciudadano no es más que una versión “tropicalizada” del libro verde del líder libio Mahumar El Khadafy.
Recordó que el propio Ortega días atrás se refirió a sus conversaciones con el dirigente del país africano en la década de los años 80, en las que, entre otros asuntos, hablaban de los famosos Consejos.

Los consejos del poder ciudadano
Según Núñez Morales, esos Consejos del Poder Ciudadano serán creados a través de una reforma constitucional y funcionarán como instancias de consulta y decisión de los legisladores y de las autoridades municipales. “Mientras se da ese proceso de consulta, las decisiones estarán congeladas, y es allí donde el Ejecutivo entra en acción, porque es el que va a tener la última palabra”, dice el diputado del Parlamento Centroamericano.
En cuanto a la reelección, piensa que hay dos opciones, la primera de ellas es que el artículo constitucional establezca que sea continúa, y si la presión social y política es fuerte, entonces queda como está actualmente en la Constitución, discontinua y una sola vez.
El diputado de la ALN dice que otro elemento de la reforma es aplazar las elecciones municipales dos, tres o cuatro años más, es decir, casi otro mandato, como que todos los alcaldes se hubiesen reelegido. “El argumento que van a utilizar aquí es que no hay recursos económicos para costear una campaña millonaria”, señala.
Otra reforma es que los escaños de los diputados le pertenecen al partido, dicho de otra manera, si un diputado se rebela o si hace algo diferente a lo que el partido que lo llevó a ese poder del Estado, será sustituido sin miramientos porque el asiento es del partido y no del legislador.
Núñez Morales dejó claro que al ex presidente Arnoldo Alemán, líder del PLC, ya le es indiferente si a cambio de ceder esos espacios de poder al FSLN queda en libertad o no, porque “el doctor Alemán, por decisión y voluntad propia ha dejado de ser liberal para convertirse en un sandinista”.
Añadió: “Recuerden que ambos partidos suman 63 votos en la Asamblea Nacional y Alemán, por disciplina partidaria y para obedecer a Ortega, va a votar con la bancada del FSLN”.
Ya el diputado Augusto Valle, también de la ALN, adelantaba que después de Semana Santa se abrirá la “Caja de Pandora” alrededor de las reformas constitucionales, y el tema de la reelección estará en la agenda de las dos bancadas, FSLN y PLC.